lunes. 05.12.2022

Francisco José Garzón Amo, maquinista del tren que el 24 de julio de 2013 impactó contra un muro de hormigón en la entrada a Santiago con el saldo de 80 muertos, ha dicho al final de su declaración que frenó, pero fue imposible que no se desencadenase el accidente: «No pude evitarlo». Además, se ha venido abajo al ser preguntado si con las medidas de seguridad que hay en la actualidad, la tragedia ferroviaria se hubiese producido. «No, imposible», ha dicho Garzón Amo entre sollozos. Y ha añadido de los sistemas de protección con los que él no contó que «siglos hacía que existían» y que deberían haber estado en pleno funcionamiento en ese tren.

«No pude evitarlo»
Comentarios