viernes. 27.01.2023
El ex consejero gallego de Política Territorial Xosé Cuiña no asistió ayer a la toma de posesión de su sucesor en el cargo, Alberto Núñez Feijoo, que se produjo al mismo tiempo que la de los nuevos consejeros de Familia, Pilar Rojo, Asuntos Sociales, María José Cimadevila y Medio ambiente, José Manuel Barreiro. El presidente de la Xunta, Manuel Fraga, dijo por ellos que no hay nadie que sea «fijo e irremplazable». Fraga aprovechó la rueda de prensa posterior a la reunión extraordinaria de su Gobierno para defender la nueva estructura del Ejecutivo y para arremeter contra la oposición por su «deslealtad». Por su parte, el portavoz del BNG, Xosé Manuel Beiras, aseguró que la crisis del Gobierno gallego no está cerrada, algo que «sólo puede producirse con la dimisión del propio Fraga». «Ninguno somos, por desgracia, fijos e irremplazables», indicó Fraga al referirse a la renuncia -recalcó que «voluntaria»- de Cuiña. El presidente de la Xunta aseguró que no quiere evaluar las «reacciones personales» del ex consejero, y justificó su ausencia en la fecha de la dimisión, el pasado jueves.

Los cuatro nuevos consejeros toman posesión sin la presencia de Cuiña
Comentarios