sábado. 13.08.2022

El jefe de la oposición subrayó que el «objetivo fundamental» de Pedro Sánchez no es gobernar España sino «resistir como presidente del Gobierno» y ha avisado que cuando uno no tiene un plan para su país «ni siquiera para el próximo año», pues al final «queda al albur de sus socios».

«La política territorial en nuestro país la marca ERC, la política de memoria democrática la marca Bildu y la política económica la marca Podemos. Y estos tres factores me preocupan», proclamó Feijóo, para insistir en que el «único plan» de Sánchez para España consiste en «agotar la legislatura» y no en resolver problemas como la inflación.

Después de que Sánchez se refiriera a él en el Debate de la Nación como «curandero», Feijóo dijo que le gusta el «símil» porque se ha dedicado un tiempo a la sanidad, pero hizo hincapié en el «fallo de tratamiento y de diagnóstico» del presidente del Gobierno.

«A mí me gusta más la medicina de precisión que simplemente contar una serie de cosas inconexas y plantear un rompecabezas de medidas, así como acreditar que no tenemos un plan ni para después del verano ni para el próximo año en relación con la inflación y la crisis energética».

Feijóo reconoció que el conflicto de Rusia contra Ucrania tiene «un impacto enorme en la inflación», pero resaltó que antes de la guerra ya superaba el 7%. «La pésima política económica de España agrava la inflación», ha aseverado, para añadir que España tiene el doble de paro que la UE y el que más ha incrementado la deuda pública.

En el caso de los datos de empleo, dijo que sería «bueno no mentir a la gente» porque hay 380.000 nuevos empleos públicos, hay menos productividad que en el año 2019 y el paro se computa de forma distinta, dado que se han creado los «fijos discontinuos» y eso afecta a la bajada del desempleo, según ha indicado.

«Presumir de esto cuando tenemos el doble de paro de la Unión Europea... somos el segundo país con más paro juvenil y más paro femenino, deberíamos ser un poco más modestos en este tipo de comparaciones», apostilló el líder del Partido Popular.

«Su objetivo es resistir en Moncloa»