jueves. 30.06.2022
                      Imagen del volcán de Cumbre Vieja, ayer. MIGUEL CALERO
Imagen del volcán de Cumbre Vieja, ayer. MIGUEL CALERO

El comité científico que monitoriza la erupción en Cumbre Vieja, La Palma, detectó ayer viernes «un pequeño flujo» de lava en superficie sobre las coladas que caen a la zona de acantilados de Las Hoyas, si bien persisten los «signos de agotamiento» del volcán. Su portavoz, María José Blanco, ha indicado tras la reunión del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) que ese «pequeño flujo lávico» corresponde a «un remanente» que procede de un tubo volcánico aún activo.

Con todo, ha recalcado que ante la ausencia de fenómenos observables en superficie y los procedentes del sistema de vigilancia «se corroboran los signos de agotamiento», sin descartar un repunte de la actividad estromboliana y de la emisión de coladas. Blanco ha insistido en que para dar por finalizado el proceso eruptivo que comenzó el pasado 19 de septiembre se deben mantener los niveles actuales de todos los valores.

Observan un tenue flujo de lava pero persisten los signos de agotamiento