miércoles 25/5/22
                      Macarena Olona ayer, en unas bodegas en Jerez de la Frontera. ROMÁN RÍOS
Macarena Olona ayer, en unas bodegas en Jerez de la Frontera. ROMÁN RÍOS

Macarena Olona recurrió en noviembre a un atajo administrativo para disponer de una pista de aterrizaje a su candidatura a la Junta de Andalucía. La diputada de Vox, natural de Alicante, se empadronó en el domicilio del líder del partido en Granada pese a no residir allí, un subterfugio para salvar una de las condiciones legales para concurrir a las elecciones autonómicas. La propia protagonista confirmó ayer esta circunstancia, adelantada por la Ser, aunque se escudó en que lleva desde 2019 representando a esa circunscripción en el Congreso.

Aunque su candidatura no se confirmó hasta que se convocaron los comicios del 19-J, Olona figuraba desde hacía meses en las quinielas. A su favor jugaba su notoriedad pública como portavoz adjunta en la Cámara baja, donde se ha convertido en un azote del Gobierno, especialmente de Yolanda Díaz. Su empadronamiento en Salobreña (Granada) el pasado 5 de noviembre ratifica que la formación de Santiago Abascal ya pensaba en ella mucho antes de que empezaran a sonar los tambores de un anticipo electoral y que activó los trámites para estar preparada.

Fue Manuel Martín, presidente provincial de Vox y concejal en Salobreña, quien le cedió su casa, o más bien una de sus plazas en el padrón, ya que él mismo admitió que Olona no vive allí y que tampoco hay ningún contrato de arrendamiento de por medio.

«Estoy empadronada en ‘Graná’, ¿y? Muchas gracias», dijo ayer Olona al ser preguntada por los periodistas durante una visita a Jerez de la Frontera.

La candidata de Vox subrayó que «nadie ha puesto en cuestión» que sea diputada en el Congreso de los Diputados por Granada y dijo que es «obvio» que por su trabajo está más tiempo en Madrid.

Olona recordó que dejará su escaño como diputada antes de que empiece la campaña electoral y se quejó de que la gente «no termina de» creerla cuando dice que está «entregada en cuerpo y alma a Andalucía a todos los efectos».

«Tengo muy claro que Andalucía no es ningún paso intermedio», dijo Olona

La propia protagonista trató de salir al paso del revuelo y dijo estar «entregada a Andalucía en cuerpo y alma», pero fue criticada por todas las formaciones salvo el PP. La historia recuerda a la de Javier Maroto, exalcalde de Vitoria que, tras no obtener acta de diputado por Álava, se empadronó en una casa de Sotosalbos (Segovia) para poder ser designado senador por las Cortes de Castilla y León.

Teresa Rodríguez, candidata de Adelante Andalucía, censuró la «falta de respeto, otra más, de Vox a Andalucía» e incidió en la «incongruencia» de este partido que «propaga al odio contra los extranjeros diciendo que se empadronan aquí para aprovecharse de las ayudas y de nuestro sistema de bienestar y de nuestra democracia, mientras que ellos están haciendo lo propio para presentarse a las elecciones de Andalucía».

Olona se empadronó en casa del líder de Vox para poder presentarse al 19-J
Comentarios