martes. 28.06.2022

El peor escenario posible para Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat valenciana, ya es una realidad: imputada. El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) aceptó la exposición razonada que elevó el juez de Instrucción 15 de Valencia y valida la existencia de suficientes indicios para abrir una causa penal contra la también consejera de Igualdad por la gestión que se efectuó de la denuncia por abusos sexuales contra su exmarido. Declarará como investigada el 6 de julio.

El TSJ, en un breve auto notificado este jueves a las partes, recuerda que la Sala ya rechazó una querella por idénticos motivos porque los indicios carecían de consistencia. Ahora, sin embargo, considera que tras la instrucción en el juzgado ordinario contra el resto de cargos de la Consejería «las sospechas se han concretado suficientemente» con una «virtualidad propia» al margen del contenido de la sentencia que condenó a la expareja de Oltra.

El auto hace un análisis de toda la situación en su conjunto. Apunta que examinados uno por uno los actos que han motivado la apertura de la causa no son delictivos, pero es al ampliar el foco cuando surgen los indicios de criminalidad. «Todos ellos vinculados de una manera directa a un propósito muy preciso, ya de una muy dudosa legalidad, cual es beneficiar la situación procesal al marido de la señora Oltra, o bien sencillamente tratar de proteger la carrera política de esta».

El TSJ subraya la contradicción de la vicepresidenta cuando a la prensa le dijo que la orden de abrir el expediente fue suya y en su escrito de alegaciones para evitar su citación se desliga por completo de esa decisión. Un cambio de versión que ha de ser tenido en cuenta, recoge la resolución judicial.

La declaración como investigada de la vicepresidenta, el 6 de julio, concentrará ya la atención de todos los medios de comunicación. El asunto de Oltra acapara ya la escena nacional y más tras las conversaciones con la ministra Yolanda Díaz por formar parte de la plataforma a la izquierda del PSOE que se está gestando para las próximas elecciones. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha reiterado su «respeto a la Justicia y a sus procedimientos» tras la imputación de la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, por el presunto encubrimiento de abusos sexuales de su exmarido a una menor tutelada, y ha mostrado su «voluntad a que se esclarezca y se tome la decisión que sea más justa».

Oltra, imputada por encubrir los abusos sexuales de su exmarido a una menor