sábado 8/5/21

La oposición aumenta la presión para buscar una alternativa a la alarma

La diputada popular María Jesús Moro. KIKO HUESCA

El fin del actual estado de alarma, que decaerá el 9 de mayo tras más de seis meses en vigor, inquieta sobremanera a las comunidades autónomas y a los grupos parlamentarios, incluidos los propios aliados del Gobierno.

Unos y otros temen que cuando expire la excepcionalidad en dos semanas las autonomías se queden sin instrumentos suficientes para hacer frente al estadio actual de la pandemia y reclaman al presidente «un paraguas jurídico» alternativo para encarar esta nueva etapa. Desde el Ejecutivo se asegura que las regiones podrán tomar medidas restrictivas, incluso cierres perimetrales, si así se decide en el seno del Consejo Interterritorial de Salud. Pero este argumento no convence a Esquerra, Compromís, PDeCAT, EH Bildu o Más País que expresaron ayer su preocupación por el limbo legal en el que quedan las comunidades y se abrieron a estudiar la alternativa jurídica que plantea el PP. «Estamos dispuestos a enmendar cualquier irresponsabilidad», aseveró el portavoz de Esquerra en el Congreso, Gabriel Rufián.

El plan de los populares, que pasa por modificar la ley de medidas especiales en materia sanitaria de 1986 y la de lo contencioso-administrativo, debería solventarse por la vía de urgencia y en lectura única a fin de que pudiera ser aprobado en cuestión de un par de semanas —las dos primeras de mayo no hay plenos programados en la Cámara baja— para dar «certidumbre» y «garantías» a las autonomías y que éstas no dependan de lo que digan los tribunales. Una propuesta que el PP ya llevó al Congreso en noviembre y que no contó entonces con los apoyos necesarios ni siquiera para iniciar su tramitación parlamentaria pero que ahora podría correr mejor suerte ante la «inacción» del Gobierno.

«Vía titulares»

Para ERC, no es aceptable que Sánchez se comunique con las comunidades «vía titulares» y que a pocos días del fin del estado de alarma «no haya alternativa aparente». Los republicanos consideran imprescindible que existan herramientas legales a disposición de los Ejecutivos autonómicos para luchar contra el covid en función de la situación de cada territorio y vinculan la negativa del presidente a crear un nuevo marco legal a la cercanía de las elecciones en Madrid. «No quieren anunciar según qué medidas porque se enfrentan al latifundio de Ayuso y creen que impedir que la gente tome cañas les va a restar votos», aseveró Rufián.

La oposición aumenta la presión para buscar una alternativa a la alarma