sábado. 04.02.2023
La oposición en el Parlamento de Galicia ha hecho exactamente lo que tenía que hacer, con el abandono por socialistas y nacionalistas de la comisión «investigadora» del desastre del Prestige, ya que lo contrario hubiera supuesto una complicidad del PSdeG y del BNG con el vaciamiento de la tal comisión por las prohibiciones de comparecencias y de envío de información por parte del Gobierno central del Partido Popular. Es la respuesta menos espectacular al candado absoluto impuesto en el tema del barco hundido, como lo es la de UGT y Comisiones Obreras al ingresar en la plataforma Nunca Máis tras las descalificaciones y la caza de brujas de que está siendo víctima. El conselleiro de la Presidencia de la Xunta ha estado sembrado y número uno en el ránking del sarcasmo al acusar a la oposición de torpedear a la comisión parlamentaria con su abandono de la misma. De verdad creo que en estos moemntos ya estamos llegando demasiado lejos en toda esta historia. Pero es que ese mismo señor anuncia que recurrirá al Defensor do Pobo para que averigüe quiénes forman parte de la plataforma Nunca Máis. Esto, más que sarcástico, es surrealista, pues supone que hay algo oculto y perverso, cuando todo el mundo sabe quiénes son y qué hacen y cuáles son los partidos y colectivos democráticos a los que agrupa. Pero lo que más sabe todo el mundo es que esa plataforma ha sido y es el aglutinante del gran movimiento popular de solidaridad con los afectados por la catástrofe y de protesta contra los responsables de la misma. Ellos sabrán lo qué hacen, los que están arrojando infamias y chapapote contra, sin duda, uno de los hechos más hermosos sucedidos en España en los últimos años, que es ese movimiento. Por cierto, que a la plataforma Nunca Máis quiso sumarse en origen el Partido Popular, lo que no fue posible porque exigía que se retirase la petición de dimisiones, precisamente del PP. Entonces ya conocía todo el mundo cuál era el papel ahí del BNG, uno de los tres grandes partidos democráticos de Galicia, que más que un partido es un colectivo político respetuoso con la Constitución, del que forman parte muy diversas posiciones. ¿Van a seguir tapando la verdad y lapidando a quienes la exigen?

La oposición gallega cumple
Comentarios