viernes 13.12.2019

Los órganos institucionales se resienten del bloqueo

La amenaza de un adelanto electoral aleja la posibilidad de renovar a corto plazo el Consejo General del Poder Judicial, cuyos miembros están en funciones desde el pasado diciembre, o el Centro Nacional de Inteligencia, después de que en julio concluyese el mandato de Félix Sanz Roldán después de diez años al frente de los servicios de inteligencia españoles. Es una de las consecuencias de que España siga empantanada en el limbo de un Gobierno en funciones, incapacitado por ley para hacer nuevos nombramientos, y que puede acabar teniendo impacto en otras instituciones y organismos del Estado.



CGPJ


El órgano que preside Carlos Lesmes ejerce en funciones desde el pasado diciembre a la espera de que los partidos cierren un acuerdo para que el Congreso y el Senado puedan designar a sus veinte vocales.



Tribunal Constitucional


Si finalmente hay que volver a las urnas el 10 de noviembre, también puede verse afectado el Tribunal Constitucional, clave para hacer frente a los desafíos que, según teme el Gobierno, pueden desatarse a raíz de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el ‘procés’. En noviembre acaba el mandato de cuatro magistrados.

Los órganos institucionales se resienten del bloqueo