martes. 05.07.2022

Durante 2021 se cometieron cerca de dos millones de infracciones penales, lo que supone 41,3 delitos por cada mil habitantes, la tasa de criminalidad más baja de toda la serie histórica, a excepción de 2020, marcado por la pandemia y las restricciones a la población. El Ministerio del Interior dio a conocer ayer el balance de criminalidad del último trimestre del año y, por tanto, de los resultados entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2021, periodo en el que los diferentes cuerpos policiales registraron 1.957.719 hechos delictivos.

Un descenso que repercute en la mayoría de tipologías, especialmente en los asesinatos, los robos con fuerza en domicilio y los hurtos (29,5%) y que, sin embargo, crece en tres indicadores: los intentos de homicidio (23,4%), las denuncias por violación (14,4%) y el tráfico de drogas (10,2%). Interior enfatiza que se trata de la primera vez desde que en 2015 comenzó a ofrecer datos que un año cierra con menos de dos millones de infracciones en los 416 municipios con más de 20.000 habitantes (hasta ahora los balances detallaban delitos en las 250 localidades de más de 30.000 habitantes), por lo que 2021 representa por primera vez también información estadística del 77% de la población.

Aunque el año 2020 registró aún menos delitos, 1,7 millones, a efectos comparativos es de poco valor por las consecuencias que supuso para la población la crisis sanitaria con la población confinada durante varios meses y las restricciones a la movilidad. De esta forma, es 2019 el año más próximo y con el que la comparación concluye que 2021 registró un descenso de 5,5 puntos en la tasa de criminalidad al pasar de 46,8 infracciones por cada mil habitantes a 41,3 y una caída de los delitos del 11%.

La pandemia marca una caída récord de la criminalidad, con 41,3 delitos por mil habitantes
Comentarios