jueves 29/10/20

El Parlament no inhabilitará a Qim Torra y rechaza elecciones

El Parlament ha aprobado este viernes una resolución que pretende desautorizar la posible inhabilitación del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y ha rechazado las propuestas de la oposición para convocar elecciones ya.

Un día después de que Torra asistiese en el Tribunal Supremo a la vista sobre el recurso contra su inhabilitación, el Parlament ha votado las propuestas de resolución presentadas por los grupos parlamentarios en el debate de política general.

Uno de los textos aprobados, presentado conjuntamente por JxCat, ERC y la CUP —con el voto en contra del resto—, advierte de que solo la mayoría de la cámara catalana «tiene legitimidad para otorgar o retirar la confianza al presidente y al gobierno de la Generalitat», adelantándose así a la posible inhabilitación de Torra. El texto aprobado también rechaza el «enjuiciamiento y la posible condena» a un año y medio de inhabilitación a Torra por «unos hechos que no son constitutivos de ningún delito, que están amparados por la libertad de expresión y la inviolabilidad parlamentaria».

En su resolución, JxCat, ERC y la CUP denuncian la «desproporción y la indignidad del juicio» a Torra y condenan los «intentos desestabilizadores del Estado» contra las «instituciones, la economía y el bienestar de la ciudadanía de Cataluña».

La resolución reivindica la «voluntad soberana de la ciudadanía de Cataluña, expresada en las elecciones al Parlament», por encima de «cualquier criminalización, amenaza, intimidación o intento de deslegitimación por parte de la judicatura o la fiscalía españolas».

Antes de aprobarse esta resolución, el pleno ha rechazado otra, presentada por Ciudadanos, que planteaba que el Parlament y el Govern «están obligados a cumplir las resoluciones judiciales y, por tanto, deben acatar las resoluciones que dicte el Tribunal Supremo en relación con el asunto por el que ha sido encausado Quim Torra, y cumplir los efectos jurídicos que se deriven de ella».

El rechazo de esta resolución podría leerse como un gesto de las tres fuerzas independentistas en el Parlament para preparar el terreno para desobedecer una inhabilitación de Torra, pero ahora mismo reina la incertidumbre y no hay un plan definido de respuesta.

El Parlament no inhabilitará a Qim Torra y rechaza elecciones