lunes. 27.06.2022

El pleno del Parlament ha aprobado una resolución de amplio consenso que «repara» la memoria de las mujeres condenadas por brujería en Cataluña, tilda el hecho de «persecución misógina», y llama a los ayuntamientos a revisar el nomenclátor de sus calles para incorporar los nombres de estas mujeres.

La caza de brujas en Cataluña dejó centenares de feminicidios documentados tras investigaciones historiográficas que muestran una sociedad feudal y descentralizada donde las mujeres con conocimientos médicos, viudas o no normativas eran acusadas de brujería y asesinadas con la connivencia social. En la Vall d’Àneu, en la comarca del Pallars Sobirà (Lleida), uno de los lugares con más ejecuciones, se aprobó la ley contra el crimen de «brujería» más antigua de Europa, datada en 1424.

En este contexto histórico, la resolución aprobada hoy en la cámara catalana ha salido adelante con los votos favorables de los grupos que la han presentado (ERC, JxCat, CUP y comunes) y el PSC-Units, además de la abstención de Ciudadanos y el ‘no’ de Vox y el PPC.

La resolución también plantea que los ayuntamientos catalanes revisen sus callejeros para incorporar los nombres de estas mujeres, como ejercicio de «reparación histórica y de feminización» del nomenclátor.

Las principales críticas de Vox y PPC se centraron en el hecho de que se lleve a pleno una resolución sobre un tema que carece de «relevancia», mientras que desde el PSC y Cs también han opinado que debería haberse votado en comisión.

En el debate de la propuesta, la diputada de ERC Jenn Díaz puso en valor la memoria histórica para «reparar» a estas víctimas y señaló que se trata de un tema que tiene conexión con el presente.

El Parlamento catalán «repara» la memoria de mujeres ‘brujas’