domingo. 14.08.2022

Melchor Sáiz-Pardo | MADRID

El Parlamento Europeo solicitó ayer la comparecencia de Fernando Grande-Marlaska para explicar la actuación de las fuerzas de seguridad y las autoridades españolas durante el asalto masivo a la valla de Melilla que el pasado 24 de junio acabó con la muerte en el lado marroquí de entre 23 y 37 inmigrantes, según las diferentes fuentes.

El Europarlamento quiere escuchar al ministro del Interior en una sesión de la comisión de Libertades Civiles, Justicia e Interior (Libe) que probablemente tenga lugar el próximo septiembre.

En cualquier caso, Grande-Marlaska no tiene ninguna obligación legal de comparecer ante los parlamentarios, ya que se trata de una invitación, insistieron fuentes de la institución europea.

La decisión de pedir al titular de Interior que dé su versión de lo sucedió la tomaron los coordinadores de la comisión parlamentaria, que también extenderán la invitación para comparecer ante ellos a la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (Cear) y la Asociación Marroquí de Derechos Humanos, la ONG que durante todas está semanas ha estado a la vanguardia de las denuncias sobre lo sucedido.

La comisión además valorara enviar una misión a la ciudad autónoma y otra a Marruecos para estudiar sobre el terreno la actuación de las fuerzas de seguridad de los dos países.

MARRUECOS ECHA LA CULPA A ESPAÑA

El exhorto al ministro para que dé explicaciones se ha producido solo horas después de que Marruecos haya responsabilizado a España de las muertes de los inmigrantes. El Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH) del país vecino, una suerte de defensoría del pueblo, ha redactado un informe preliminar en el que asegura que las autoridades españolas no asistieron ni auxiliaron el pasado 24 de junio a las decenas de subsaharianos que resultaron heridos tras las avalanchas y durante las refriegas con las fuerzas de seguridad en el paso fronterizo de Barrio Chino, en Nador.

El Gobierno español, que insistió en evitar cualquier polémica con Rabat, se negó ayer a valorar el informe del CNDH, al tiempo que reiteró que «la Guardia Civil actuó en todo momento dentro del marco legal nacional e internacional, siempre con criterios de proporcionalidad y de pleno respeto a los derechos humanos, sin que pueda atribuirse a ninguno de los agentes ningún tipo de actuación contraria a ellos».

Varios de los supervivientes de ese ‘viernes negro’, como es conocido entre los propios inmigrantes, aseguran, no obstante, que decenas de sudaneses quedaron inconscientes y sin capacidad de huir durante las avalanchas humanas por el uso de gases por parte de las fuerzas de seguridad españolas. También, grabaciones apuntan a que agentes marroquíes entraron en territorio español para practicar ‘devoluciones en caliente’ de personas sin papeles.

El Parlamento de la UE pide a Marlaska que comparezca para explicar la tragedia de la...
Comentarios