sábado 21/5/22

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la espera de concretar una próxima reunión con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, confía en recomponer sus relaciones con ERC y otros socios de investidura para mantener esas mayorías hasta agotar su mandato.

Ese es el mensaje que ha lanzado Sánchez a los miembros de la Ejecutiva Federal socialista en plena polémica por la escuchas del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) a los dirigentes independentistas, entre ellos Aragonès, y que ha provocado que ayer los socios y aliados del Gobierno se hayan ratificado en su exigencia de dimisiones.

Fuentes del Gobierno admiten que la resolución del problema no es fácil e informan de que los gabinetes de Sánchez y del presidente del Govern están en contacto para concretar la fecha de una reunión en función de sus respectivas agendas.

El presidente del Gobierno y el de la Generalitat coincidieron el viernes pasado en Barcelona en el acto de entrega de un premio a la máxima responsable de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y se emplazaron a ese encuentro tras considerar Aragonès que era urgente que se vieran para intentar aclarar una situación que calificó de «muy grave»

Sánchez ha reiterado su promesa de transparencia en este asunto ante la Ejecutiva socialista, y fuentes del partido han explicado que en su intervención ha dicho que busca recomponer las mayorías con sus socios parlamentarios, entre ellos ERC.

El Portavoz del PSOE, Felipe Sicilia, aseguró ayer que la directora del CNI tiene el apoyo de quien lo tiene que tener que es la ministra de Defensa, Margarita Robles y además dijo que el Gobierno está dispuesto a desclasificar documentos siempre que no afecte a la seguridad nacional y si la Justicia se lo pide. Así lo ha afirmado durante la rueda de prensa posterior a la reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE, presidida por Pedro Sánchez, en la que abordaron el ‘caso Pegasus’ y «sus derivadas». Sicilia mostró el apoyo «claro y tajante» de la Ejecutiva socialista y del Gobierno a la ministra de Defensa, Margarita Robles. «Es una magnífica ministra y muy bien valorada por los ciudadanos, es un orgullo para este partido que sea ministra Defensa y más en este momento con la guerra de Ucrania, que requiere una ministra con alta capacidad y de gestión y a las puertas de la cumbre de la Otan», precisó.

Pedro Sánchez busca el apoyo de Aragonès sin sacrificar a Robles