jueves 09.07.2020

Podemos y ERC abonan la teoría de que existen sectores golpistas

Después de que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, acusara a Vox de querer dar un golpe de Estado sin atreverse a hacerlo, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, también de Unidas Podemos, insistió ayer y apuntó a algunos sectores de las fuerzas de seguridad por avalar la retórica golpista.

«Puede que haya elementos reaccionarios dentro de las fuerzas y cuerpos de seguridad que asuman como propio ese discurso que a veces incluso invita al golpe de Estado, aunque sea a nivel discursivo», afirmó Garzón en TVE. Aunque aclaró que estos elementos supuestamente favorables a un golpe son una «minoría» que «no pone en este momento en riesgo la democracia española».

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, puso el foco también en sectores de la Guardia Civil, de ideología «extremista de derecha», a los que atribuyó intereses coincidentes con los grupos de la oposición conservadora, que, a su juicio, animan operaciones «con voluntad de desestabilizar al Gobierno central».

«Los golpes de Estado hoy en día no se hacen con tanques», advirtió en la misma línea el portavoz de Esquerra Republicana en el Congreso, Gabriel Rufián. A su entender, los golpes se llevan a cabo con «desinformación y con medios de comunicación al servicio de esas mentiras». Esto ha quedado en evidencia, en su opinión, con los casos de «Bolsonaro, Trump, Salvini y Orbán», según dijo en La Sexta.

Según el dirigente independentista, los informes de la Guardia Civil que afectan al Ministerio del Interior sobre el 8-M no son más falsos que los del 1-O en Cataluña. «El que crea que esta gente se va a parar con el independentismo se equivoca», advirtió. Rufián denunció que «la derecha ha puesto en marcha una campaña muy intensa contra el Gobierno, como hace siempre que no está en el poder pues considera que el país es suyo».

«El ‘deep state’ -avisó el portavoz de ERC- no se detendrá». Eso sí, también opinó que el Ejecutivo central está más fuerte de lo que parece y tiene «recorrido». El dirigente independentista celebró ayer que el presidente del Gobierno hable ya sin ambages de la existencia de una «policía patriótica» dentro de las fuerzas de seguridad del Estado.

OTRA DIMISIÓN

El sindicato de la Policía CEP ha pedido ayer la dimisión del ministro de Consumo, Alberto Garzón, al entender injustificado que relacionara a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con una «banda organizada» y con el «golpismo».

La CEP recuerda en un comunicado que los policías juran fidelidad a la Constitución y considera que las palabras de Garzón «no son un error».

«Sabía lo que decía y lo que iba a provocar. Hacemos un llamamiento al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para que salga al paso de estas acusaciones y pida a su compañero que rectifique cuanto antes»..

«El ministro ha traspasado una línea roja», sostiene en un comunicado la CEP, «al insinuar que algunos policías o guardias civiles asumen un discurso golpista». «Decir eso sin pruebas es un escándalo y manifestarlo en público es una canallada», añaden.

Mientras, el Partdios Popular y Vox han pedido en el Congreso de kos Diputadios que el Ministerio del Interior les remita la carta de dimisión del anterior director adjunto Operativo (DAO) de la Guardia Civil, el coronel Laurentino Ceña, para esclarecer su relación con la crisis abierta en el instituto armado tras la destitución del jefe de la comandancia en Madrid, el coronel Diego Pérez de los Cobos.

Podemos y ERC abonan la teoría de que existen sectores golpistas