lunes 6/12/21
                      Alberto Rodríguez, aclamado en el aeropuerto de Tenerife. RAMÓN DE LA ROCHA
Alberto Rodríguez, aclamado en el aeropuerto de Tenerife. RAMÓN DE LA ROCHA

Podemos ha reclamado por «dignidad» la dimisión de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ante la «tropelía» y «vergüenza» que supuso retirar el escaño al exdiputado Alberto Rodríguez. También ha desgranado que respeta la decisión que ha adoptado de no presentar una querella de prevaricación por presunta prevaricación contra la presidenta de la Cámara Baja, por lo que ya no cabe esta acción jurídica al recaer la legitimidad para presentarla a Rodríguez.

Así lo han trasladado en rueda de prensa los coportavoces estatales de la formación, Isa Serra y Pablo Fernández, para cargar contra Batet al «colaborar» en los planes del presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, en esta «aberración» jurídica, contra el criterio de la Mesa del Congreso y los letrados de la cámara.

Serra ha ahondado en que la retirada del escaño al ya exdiputado es un «ataque a la democracia», no solo contra Rodríguez y Podemos, y al poder «legislativo, la voluntad popular y la democracia». Por tanto, su «obligación» es denunciar este comportamiento y exigir la renuncia de Batet.

En este sentido, la dirigente de la formación morada ha ahondado en que la sentencia del Supremo contra Rodríguez es «injusta», con «todas las pruebas en contra» y sustentada en «acusaciones falsas». Y es que, a su juicio, se trata de una «condena ejemplarizante» para decirle a la gente que no se meta en la política si aspira, entre otros aspectos, a derogar la reforma laboral o impulsar una ley de vivienda frente a los «fondos buitre».

Tras insistir en el apoyo a Rodríguez, Serra ha lanzado que la situación de la justicia es preocupante. «Lo que está pasando en este país es una vergüenza», ha clamado Serra para indicar que no solo denuncia ellos esta deriva, sino que hay informes del consejo europeo alertando de la vulneración de derechos y de dictámenes del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasbrugo contra diversas sentencias emitidas en el país.

Mientras, Fernández ha ahondado en la «injusticia terrible» que supone quitarle su condición de diputado a Rodríguez, que es un «atropello» que ha cometido Marchena y «perpetrado» por Batet. Bajo su criterio, es un algo «gravísimo» que atenta contra la democracia y la separación de poderes mediante una «tropelía» sustentada en una «barbaridad jurídica».

Podemos exige la dimisión de Batet por retirar el escaño a Rodríguez
Comentarios