domingo. 04.12.2022

Podemos se queda sin representación institucional en La Rioja más allá del estamento municipal. Aunque la medida todavía no se ha hecho efectiva, el Comité de Garantías de la formación ha acordado la expulsión de Raquel Romero, actual consejera de Igualdad, Participación y Agenda 2030 en el Gobierno autonómico y única parlamentaria morada. Junto a ella quedan fuera del partido otros cinco integrantes críticos con la dirección de Ione Belarra, que les acusa de no donar parte de sus salarios, tal y como impone el Código Ético de la organización política.

La medida es el desenlace a una historia de tensión permanente entre Podemos La Rioja y su representante. Romero encabezó las listas en las elecciones de 2019, en las que Unidas Podemos obtuvo dos escaños —uno de ellos en manos de IU— clave para que el PSOE formara gobierno. La investidura de Concha Andreu se retrasó durante semanas porque Romero llegó a exigir tres de las ocho consejerías a cambio de su único voto. Finalmente las negociaciones se desbloquearon y logró una cartera en el Ejecutivo regional. Después vino la guerra interna. El equipo de Romero denunció irregularidades en las primarias de 2020 que convirtieron a Arantxa Carrero en coordinadora general de la formación, aunque la Justicia no encontró indicios de fraude. Pero las relaciones quedaron dinamitadas hasta el punto de que la nueva líder del partido las tachó de «nulas». Y es en ese episodio donde los críticos sitúan las desavenencias que ahora han concluido en su expulsión. También la atribuyen a su cercanía al proyecto de Yolanda Díaz.

Los seis afectados no tienen intención de presentar alegaciones ni recurso alguno a la decisión, por lo que la expulsión quedará formalizada en cuanto expire el plazo estipulado por el órgano de garantías.

Podemos expulsa a su consejera en La Rioja y a otros cinco críticos
Comentarios