jueves. 01.12.2022

Unidas Podemos, ERC, EH Bildu, Junts y la CUP dan por hecha la existencia de operación Kitchen, señalan como «responsables políticos últimos y conocedores» de la misma al expresidente del Gobierno y el del PP Mariano Rajoy a su ‘número dos’ en el partido, María Dolores de Cospedal, piden que se investigue si sigue en activo alguna otra trama «parapolicial», que se revisen los procedimientos vigentes para asegurar el control de los fondos reservados y que el Tribunal de Cuentes estudie posibles embargos a los ‘populares’.

Estas son las principales conclusiones a las que han llegado estos partidos tras los trabajos de la comisión parlamentaria que ha investigado el espionaje al ex tesorero del PP Luis Bárcenas.

Los socios de gobierno del PSOE y los partidos independentistas han registrado un texto de conclusiones conjunto que será votado, junto con el resto de propuestas, mañana en la comisión.

El documento apunta también a la responsabilidad en esta trama el marido de Cospedal, el empresario Ignacio López de Hierro, al que presentan como «socio» del ex comisario José Manuel Villarejo.

«Existió una estructura policial bajo mandato de Fernández Díaz, dirigida por el director adjunto operativo Eugenio Pino y bajo el conocimiento del secretario de Estado y el Ministerio del Interior, que estuvo actuando de forma prolongada en el tiempo», reza el texto, que fija como tarea de esa estructura el espionaje a Bárcenas para sustraerle pruebas sobre la contabilidad paralela del PP.

Pero también subraya que esa misma estructura u «otra similar» de ‘policía patriótica’ fue utilizada para la denominada ‘Operación Catalunya’ contra líderes independentistas, cuya existencia ya censuró una comisión de investigación anterior.

La Kitchen, según estas formaciones, se puso en marcha utilizando de forma ilegítima recursos materiales y humanos de Interior y también con el uso irregular de fondos reservados.

Podemos e independentistas señalan a Rajoy y Cospedal por Kitchen
Comentarios