lunes 23/5/22

Los narcos agudizan el ingenio, pero el peso de la ley casi siempre se impone. Y eso que el último invento para sortear a la Policía Nacional solo puede calificarse de brillante: una embarcación semisumergible de 9 metros de eslora, 3 de manga y 3 de altura, acondicionada para el tráfico de grandes cantidades de droga. No tenía aún nombre cuando la policía la encontró en una nave industrial de Monda, en Málaga.

La embarcación estaba en construcción cuando los agentes irrumpieron en el recinto. Para su fabricación, se utilizó una quilla sobre la que los narcos montaron una estructura de cuadernas y refuerzos con paneles de contrachapado y fibra de vidrio, que dotaban al conjunto de la necesaria resistencia estructural. Contaba con dos motores de 200 caballos cada uno, controlados desde una consola interior, donde se disponían el volante de gobierno y las palancas de embrague.

La policía destapa un submarino con capacidad para transportar dos toneladas de coca
Comentarios