martes. 27.09.2022

El juez de Madrid ha propuesto juzgar a los agentes de la Policía Nacional que el 21 de marzo irrumpieron con un ariete en una fiesta ilegal en la calle Lagasca al apreciar «sólidos» indicios de la comisión de un delito de allanamiento de morada, castigado con entre seis meses y dos años de prisión. A la espera de resolverse los previsibles recursos, el procedimiento será juzgados por un tribunal popular de la Audiencia. | efe

Los policías de la ‘patada en la puerta’, a juicio