sábado 29/1/22
                      El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco. JUAN CARLOS HIDALGO
El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco. JUAN CARLOS HIDALGO

El PP ya está «activando» sus estructuras territoriales ante el temor de que en próximas elecciones puedan irrumpir nuevos partidos provinciales de la llamada España vaciada que les reste diputados en varias circunscripciones. Con ese objetivo, buscará asumir en su programa esas reclamaciones locales y frenar así el avance de esos movimientos, según han informado a Europa Press fuentes de la dirección nacional del partido.

Los ‘populares’ son conscientes de que en muchas provincias se intenta seguir los pasos de ‘Teruel existe’, que logró un escaño en el Congreso en las generales de 2019 y dos en el Senado. En la negociación presupuestaria, su diputado Tomas Guitarte sacaba pecho por arrancar al Gobierno compromisos como ayudas a pymes de la España vaciada, mientras que otro representante de este partido, Amado Goded, se declaraba satisfecho de su representación en Madrid, donde les «escuchan».

En ‘Génova’ no pasan desapercibidas estas plataformas ciudadanas y ya se están preparando para contener su expansión. «Un partido nuevo que salga de la España despoblada tiene una capacidad de Gobierno nula. Lo más importante que tiene que saber la gente es que el PP es el único partido capaz de que se pueda conseguir cualquier reivindicación de mejora», señala a Europa Press un miembro de la dirección de Pablo Casado.

Por eso, desde ‘Génova’ admiten que sus estructuras territoriales tienen que «estar activadas» para «contar que el PP es el único partido con capacidad de gobierno en España» y que con Pablo Casado en el Palacio de la Moncloa se podrán «mejorar las necesidades de cada territorio».

Los ‘populares’ ya avanzan algunas de las medidas en las que harán hincapié en los próximos meses, como un mejor tratamiento fiscal en las zonas rurales con poca población, mejora de la conectividad y acceso a Internet, más inversiones o apoyo a la agricultura y la ganadería.

Además, el PP nacional presumirá de su apoyo al papel que juegan las diputaciones provinciales para atender las demandas de los pequeños municipios y apoyará las tesis de los presidentes autonómicos del partido que piden que el nuevo sistema de financiación tenga en cuenta factores como el envejecimiento o la despoblación. Fuentes ‘populares’ insisten en que «la mejor forma de neutralizar cualquier tipo de plataforma es contando lo que el PP quiere hacer por cada territorio cuando gobernemos tanto en España como en la comunidad o la provincia».

Con ese objetivo, el PP ya se prepara para evidenciar que es el «único partido capaz de traer lo mejor a su provincia». «Es algo que nadie más puede hacer. ¿Qué va a conseguir Zamora existe?», se preguntan a modo de ejemplo ante la proliferación de movimientos como Soria ¡Ya!, Cuenca Ahora o Levanta Jaén.

En Castilla y León

En Castilla y León, su presidente Alfonso Fernández Mañueco ya ha empezado a lanzar ese mensaje en sus intervenciones públicas, subrayando que el PP es la «voz de la España despoblada» y la «única fuerza que puede estar desde el último rincón del territorio, hasta la UE y el Gobierno autonómico y el Gobierno de España». «No solo llevamos la voz, sino que llevamos la fuerza, el poder y la representación para conseguir todo aquello que necesitan», afirmó.

La secretaria nacional del PP de Agricultura, Milagros Marcos, considera que el Gobierno se ha «olvidado de las zonas despobladas» y están provocando la unión de plataformas en defensa de la ‘España vaciada’.

El PP busca acallar la plataforma de la España Vaciada
Comentarios