miércoles 25/5/22

La voluntad del Gobierno de reformar el Código Penal para que se rebajen las penas correspondientes al delito de sedición ha levantado ampollas entre la oposición. El PP y Cs acusan a Pedro Sánchez de buscar un indulto encubierto para los condenados por el procés mientras que para Vox se trata de un «premio» para los delincuentes.

La formación de Pablo Casado cree que el jefe del Ejecutivo está dispuesto a rebajar el delito de sedición como pago político por el apoyo de Esquerra a su investidura. «Su intención es indultar a los independentistas condenados por la puerta de atrás», aseveró u portavoz en el Senado, Javier Maroto. Esta nueva «concesión», dijo el senador popular, responde, como la reunión que celebrará la primera semana de febrero con Quim Torra, «a la extrema necesidad que tiene el presidente de aprobar los Presupuestos».

Para la portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, el movimiento de Sánchez responde también a un intento de indultar «por la puerta de atrás» al líder de ERC, Oriol Junqueras, y al resto de dirigentes soberanistas condenados por el Tribunal Supremo. El partido liberal coincide además con el PP en que el Gobierno de Sánchez utiliza la polémica sobre el ‘pin parental’ como cortina de humo para tapar anuncios como éste, como la petición de aplicar el 155 en Murcia o el acuerdo con EH Bildu en Navarra.

PP y Cs señalan que es un indulto a Junqueras «por la puerta de atrás»
Comentarios