viernes. 07.10.2022

El PP se ha decidido a convertir la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana en uno de los centros de su oposición al Gobierno de Pedro Sánchez en los próximos meses.

De hecho, los populares aspiran a liderar las protestas contra las modificaciones de la también conocida como ‘ley mordaza’ pactadas por el PSOE y sus socios de Unidas Podemos (UP). Unos cambios, criticados por provocar la «indefensión» de los agentes, que han provocado la oposición sin fisuras de todos los colectivos profesionales y sindicales que representan a los cerca de 240.000 uniformados que existen en España entre policías nacionales, guardias civiles, agentes autonómicos y funcionarios locales.

La dirección del PP, uniéndose al paso marcado ya la semana pasada por Isabel Díaz Ayuso, anunció su intención de salir a la calle de mano de los agentes para denunciar los «cambios sectarios» proyectados por los socios de Gobierno. Y lo hizo sólo minutos después de que sindicatos y asociaciones de las fuerzas de seguridad firmaran la paz y acordaran la «unidad de acción» para tratar de frenar los cambios a la normativa aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy de 2015.

EL TRIUNFO DE JUSAPOL

La formación que lidera Pablo Casado decidió finalmente hacer bandera de la causa policial al mismo tiempo que el colectivo Jusapol, la plataforma mayoritaria en las fuerzas de seguridad del Estado, consiguió ayer imponer su voluntad al resto de sindicatos y asociaciones, de tomar las calles cuanto antes con una gran manifestación en Madrid el sábado 27 de noviembre.

En principio, la convocatoria de Jusapol, el más conservador de los colectivos policiales, sólo la respaldaron sus organizaciones filiales (Jupol en el Cuerpo Nacional y Jucil en la Guardia Civil, ambas mayoritarias) y las asociaciones y sindicatos más a la derecha del espectro. Sin embargo, el creciente malestar que la reforma pactada por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, con Unidas Podemos ha arrastrado al resto de los colectivos policiales del país.

El PP lleva el rechazo a la ‘ley mordaza’ al primer plano de su oposición
Comentarios