viernes 21/1/22
                      García Albiol felicita a Rubén Guijarro al concluir la sesión. QUIQUE GARCÍA
García Albiol felicita a Rubén Guijarro al concluir la sesión. QUIQUE GARCÍA

El socialista Rubén Guijarro ha llevado este lunes al PSC a recuperar la alcaldía de Badalona gracias a la moción de censura pactada por la oposición para desbancar al líder del PPC Xavier García Albiol por su aparición en los papeles de Pandora, vinculado a una sociedad en Belice. En un pleno de marcado tono bronco y crispado, el conjunto de fuerzas políticas de la oposición del consistorio ha sellado, en medio de gran expectación mediática en el Badalona Centro Internacional de Negocios (BCIN), el pacto al que llegaron para despojar a Albiol del mando de la ciudad por sus «mentiras y contradicciones flagrantes».

Guijarro se ha convertido así en el cuarto alcalde del municipio en tres años y medio y asume por primera vez las riendas de un ayuntamiento que gobernará en coalición con ERC, En Comú Podem y JxCat, pero en el que no participará Guanyem Badalona, que se desmarcó inicialmente de las negociaciones.

Gracias al apoyo de los 16 concejales de la oposición, dos más de los necesarios para alcanzar la mayoría absoluta, los socialistas han logrado hacerse con la alcaldía de la cuarta ciudad de Cataluña, que perdieron en mayo de 2020, cuando la dimisión de Álex Pastor por haber sido detenido conduciendo ebrio en pleno confinamiento y el fracaso de las negociaciones de la izquierda llevaron a Albiol a recobrar el timón del consistorio.

Tras tomar la vara de alcalde, Guijarro ha prometido garantizar la «estabilidad institucional» en la ciudad y gobernar «desde el diálogo, el consenso y el compromiso común (...) tejiendo complicidades y alianzas políticas que superen el corto plazo, los cálculos electorales y el tacticismo político». También ha agradecido el gesto de Guanyem Badalona por apoyar su investidura y ha apelado a los ediles del PPC para que «abandonen la bronca y la crispación» y colaboren en cuestiones de ciudad. En cambio, el ya exalcalde popular, que ha acudido arropado por parte de la dirección de su partido -como el secretario general, Santi Rodríguez, o el presidente provincial, Manu Reyes- ha acusado al resto de fuerzas políticas de haber impulsado la moción «basada única y exclusivamente en el ‘todos contra Albiol’ (...) en contra del sentimiento mayoritario de los vecinos». «Sólo tienen un único proyecto, el de juntarse para echarme de la alcaldía», les ha recriminado. El PP pierde así la única alcaldía importante de Cataluña. Albiol ha asegurado que hoy —por ayer— «es el primer día de la cuenta atrás» para la «esperanza» de las próximas elecciones municipales de 2023, en las que quiere volverse a presentar como candidato, y ha asegurado que prefiere el «reconocimiento» de los vecinos que estar en los pies de Guijarro.

«Entre coger la vara de alcalde siendo el tercer partido de la ciudad y porque te la entrega la CUP o tener el cariño, el respeto, el reconocimiento y la autoridad moral de los vecinos, que nos os quepa la menor duda de que me quedo con lo segundo», ha subrayado.

El PP pierde su única gran Alcaldía en Cataluña al salir Albiol de Badalona