jueves 27.02.2020

El PP propone una reforma para limitar el acceso a la Fiscalía General

El PP abogó ayer por impulsar cambios legislativos tras el nombramiento de Dolores Delgado como fiscal general apenas concluida su tarea al frente del Ministerio de Justicia. Los populares plantearán en el Congreso una reforma que evite el paso directo de un cargo público a la Fiscalía y que establezca, por lo tanto, un período de incompatibilidad que podría ser, según Génova, de cuatro años.

A la espera de que la proposición de ley se plasme negro sobre blanco en un documento que pueda registrarse en la Cámara baja, la dirección nacional del PP avanzó que se trataría de modificar la norma que regula el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal e incluir un tiempo prudencial antes de que un «político», electo o no, esté en disposición de ser considerado candidato a la Fiscalía General. «Vamos a pedir cambios para que Delgado pase a ser la excepción que confirme que en España tenemos una Justicia imparcial», cargó el secretario general del partido, Teodoro García Egea, contra el Gobierno.

El PP ha convertido la designación de Delgado en el principal argumento para no pactar ahora con el Ejecutivo la renovación del Consejo General del Poder Judicial, pendiente desde diciembre de 2018. Los populares señalan el nombramiento como motivo de desconfianza hacia Pedro Sánchez y, aunque mantienen su intención de atender la llamada del presidente, insisten en que sólo le trasladarán su propuesta de cambiar el método de elección de los vocales y que aquellos de procedencia judicial sean elegidos directamente por jueces y no por las Cortes.

Los populares enmarcan, además, la designación de la exministra de Justicia en una estrategia de «gestos» del Gobierno al independentismo y llegan a definir a Delgado como un «regalo» para los secesionistas.

El PP propone una reforma para limitar el acceso a la Fiscalía General