domingo 16/1/22

La celebración anticipada, como es costumbre, del día de la Constitución en Cataluña estuvo marcada por las ausencias políticas. Los únicos dirigentes de relevancia que han acudido al acto, organizado por la Delegación del Gobierno en Cataluña, fueron el jefe de la oposición en el Parlament y líder del PSC, Salvador Illa, y el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, también de la órbita socialista.

Tanto las fuerzas soberanistas, como las de la derecha se han ausentado del evento.

El Govern no suele participar, pero en ocasiones envía a algún cargo de rango medio o bajo de la Consejería de Exteriores. Ayer acudió el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero.

El Parlament como institución tampoco estuvo representado. Su presidenta, Laura Borràs, ha justificado su ausencia y la de los miembros de la Mesa por «dignidad» y «coherencia». El plante de Borràs era previsible, lo que ya sorprendió más fue que no asistiera ninguno de los primeros espadas de las formaciones con representación en la Cámara catalana. Los independentistas siempre boicotean todos los eventos que tienen que ver con la Constitución. Pero tampoco se han dejado ver los constitucionalistas Carlos Carrizosa (Ciudadanos) o Alejandro Fernández (PP), ni el líder de Vox, Ignacio Garriga.

SORPRESA

Por Ciudadanos acudió su jefa de filas en el Ayuntamiento de Barcelona, Luz Guilarte. Fuentes del partido argumentaronla ausencia de los cargos relevantes del partido naranja a la «coincidencia» del acto con el pleno en el Parlamento catalán. Estuvieron, eso sí, el jefe superior de la Policía en Cataluña, el inspector general del Ejército, el fiscal superior de Cataluña, comandantes del Ejército y miembros del cuerpo consular.

La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, reiteró la apuesta del Ejecutivo de Pedro Sánchez por la mesa de diálogo con el Govern catalán y por la agenda del reencuentro. El Gobierno reafirmó su «voluntad de buscar soluciones para Cataluña basadas en el diálogo y el acuerdo» con el objetivo de «recuperar afectos y compartir un futuro común que sólo puede basarse en el diálogo y la confianza mutua».

PP, Vox, Cs y los soberanistas boicotean el acto de la Constitución en Barcelona
Comentarios