lunes 17/5/21

La presidenta de Madrid culpa al Gobierno de las colas del hambre

La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EFE

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha dicho este lunes que las colas del hambre han sido provocadas por las medidas «drásticas» puestas en marcha por el Gobierno, que han provocado «la ruina» de numerosas familias y la han «multiplicado por cuatro». «Nadie frivoliza con su situación, son mis adversarios quienes se ponen estupendos para darme lecciones de las colas del hambre y son precisamente ellos los que con sus políticas han multiplicado esas colas por cuatro», ha subrayado Ayuso en el segundo día de campaña electoral durante un acto en el distrito madrileño de Chamberí. Allí se ha referido a las declaraciones que hizo en el arranque de la campaña electoral, en las que afirmó que el Gobierno crea «ciudadanos de primera y de segunda; los de segunda, los mantenidos subvencionados que ellos crean, como las colas del hambre, para que la gente dependa de ellos».

Unas declaraciones criticadas entre otros por Ángel Gabilondo, que ha dicho que llamar «mantenidos subvencionados» a las persona de las colas del hambre es una «ofensa» a todos los madrileños. La candidata del PP a la reelección ha acusado a la izquierda de «retorcer de manera mezquina e insensata sus palabras». «Si hubiera seguido lo que han hecho los demás (durante la pandemia), cerrándolo todo para que nada me digan y no hubiera aguantado la presión (..) hoy en Madrid las colas del hambre darían la vuelta no a una manzana sino siete», ha sostenido.

Ayuso ha asegurado que su gobierno va a «estar ahí para ayudar al que se ha quedado atrás», pero ha señalado que «nadie quiere estar subvencionado» y «todos quieren trabajar por sí mismos». «La subvención es el último recurso, la gente en Madrid pelea mucho, trabaja mucho y sufre mucho porque tienen sueños, tienen proyectos y no quieren llegar a ella», ha declarado. Por otro lado, Ayuso ha tildado de «miserable» que Gabilondo traslade «miedo» a los ciudadanos por «puro interés electoralista», al afirmar que la mortalidad en la Comunidad de Madrid es mayor que en el resto de España, cuando el Gobierno de Pedro Sánchez «ha ocultado las cifras de fallecidos».

La presidenta de Madrid culpa al Gobierno de las colas del hambre