domingo 28/2/21

Proponen de nuevo el tercer grado para los presos del ‘procés’

Los centros penitenciarios de Lledoners (Barcelona) y Puig de les Basses (Girona) propusieron hoy que los presos del ‘procés’ sean clasificados en tercer grado. Sus informes serán trasladados a la Secretaría de Medidas Penales de la Consejería de Justicia de la Generalitat, que tiene las competencias de prisiones en Cataluña y debe decidir en un plazo máximo de dos meses si concede o no este tercer grado, que sería efectivo de inmediato, aunque es previsible también que sea recurrido por la Fiscalía, que se ha opuesto a esta medida desde el primer día.

Seis meses después de que el Supremo dictara sentencia y condenara a los nueve dirigentes secesionistas a penas de nueve a trece años, las juntas de tratamientos de los penales catalanes y más tarde Servicios Penitenciarios de la Generalitat les concedieron este régimen de semilibertad, aunque fue revocado por el Tribunal Supremo en diciembre pasado, en contra del criterio de los juzgados de vigilancia penitenciaria.

El alto tribunal argumentó que era preciso que hubiera transcurrido un periodo de tiempo mayor que el que los presos llevaban entonces en prisión para evaluar adecuadamente su evolución, máxime cuando se trata de condenas elevadas de las que ninguno había cumplido la mitad y la mayoría ni siquiera una cuarta parte. En cualquier caso, el Supremo no precisó qué tiempo sería preciso para que la concesión del tercer grado no fuera considerada «prematura».

Ahora, transcurridos ya otros seis meses, las juntas de tratamiento han considerado, a pesar de las resoluciones del Supremo y aunque ya no de forma unánime, que se dan las condiciones para volver a conceder a los presos del ‘procés’ el régimen de semilibertad, del que buena parte de ellos solo pudieron disfrutar dos semanas en la etapa anterior antes de su impugnación por parte de la Fiscalía.

El líder de ERC, Oriol Junqueras, afirmó ayer que «ningún país ha llegado a la independencia cuando tiene el 50 % (de la población) en contra», por lo que aboga por aumentar los apoyos a la opción independentista, «ser cada vez más fuertes» y conseguir «grandes consensos, sumando cada vez a más gente». Junqueras discrepa sobre la propuesta del expresidente Carles Puigdemont de reactivar la declaración de independencia de octubre del 2017 si el independentismo logra superar el 50% de votos en las próximas elecciones.

«Lo que nos llevará a la independencia —afirma— es que tengamos suficientes apoyos como para implementarla y hacerla efectiva, no es sólo una cuestión declarativa, decir que la queremos» porque «si hubiese sido así, seríamos independientes desde hace muchos años».

Proponen de nuevo el tercer grado para los presos del ‘procés’
Comentarios