viernes. 02.12.2022

El Gobierno anunció ayer jueves que cambiará la nomenclatura de la estación madrileña de Atocha para incorporar el nombre de la escritora Almudena Grandes, fallecida en noviembre. La modificación forma parte de un plan que busca «visibilizar» a las mujeres en las principales terminales ferroviarias del país y sigue la estela de lo que ya ocurrió con Chamartín, que en 2020 fue rebautizada con el nombre de Clara Campoamor, la diputada que en los años 30 impulsó el voto de las mujeres.

«Es un gesto cargado de simbolismo para recordar el nombre de mujeres que en muchas ocasiones la historia ha invisibilizado», defendió la ministra de Transportes, Raquel Sánchez.

La decisión, en cambio, se topó con el inmediato rechazo de la presidenta de la Comunidad de Madrid. «La Virgen de Atocha ya era mujer», respondió ayer rápida Isabel Díaz Ayuso.

No es la primera vez que el recuerdo a la escritora genera un enfrentamiento político.

La protesta de Ayuso: «La Virgen de Atocha ya era mujer»
Comentarios