jueves. 18.08.2022

El PSOE afronta con incertidumbre los nuevos cambios tras la marcha de Lastra

Pedro Sánchez convoca para el próximo sábado un Comité Federal para cerrar la crisis
                      Pedro Sánchez, ayer, en El Barco de Valdeorras. BRAIS LORENZO
Pedro Sánchez, ayer, en El Barco de Valdeorras. BRAIS LORENZO

En apenas un año, el PSOE afronta una nueva remodelación tras la dimisión de Adriana Lastra como número dos, en un momento crucial, con elecciones autonómicas, municipales y generales en 2023 y con la incertidumbre sobre si el retoque se limitará a un relevo o si habrá cambios más profundos.

En estos momentos hay más dudas que certezas sobre el futuro del PSOE, que vive horas convulsas tras el anuncio el pasado lunes de la dimisión de Lastra como vicesecretaria general.

En un comunicado, Lastra explicó que lo hacía por «cambios importantes» en su vida personal, debido a su embarazo de riesgo, que le exigen «tranquilidad y reposo» y le suponen una dificultad para compaginar «con la intensidad que exige la dirección del partido», pero mantiene no obstante el acta de diputada.

Tras su dimisión como número dos, que pilló por sorpresa a la inmensa mayoría del PSOE, Sánchez ha optado por acelerar los tiempos y ha convocado para el próximo sábado 23 de julio un Comité Federal que estudiará y ratificará posibles cambios en el partido. Lo que está claro es que la marcha de Lastra ha facilitado el camino a Sánchez para abordar una remodelación en el PSOE, algo que reclaman buena parte de los socialistas tras los malos resultados obtenidos en las elecciones de Andalucía el pasado mes de junio y con el PP al alza en las encuestas.

De hecho, este martes la encuesta del CIS otorga la victoria al PP sobre el PSOE por primera vez en años.

La duda es qué tipo de cambios afectarán al PSOE tras la salida de Lastra, ya que es posible que se limiten a una redistribución de sus funciones (prescindiendo de la Vicesecretaría General) o que vayan más allá con un relevo en el número dos y movimientos por ejemplo en las portavocías del partido y del Congreso, como esperan la mayoría.

En lo que coinciden todas las fuentes socialistas consultadas por Efe es que el único que sabe qué ocurrirá es Sánchez y un núcleo muy reducido de personas de su confianza, y todo lo demás son «quinielas».

Hay algunos nombres que ya están sonando para relanzar al PSOE en esta nueva etapa, como el de Antonio Hernando (número dos en el Gabinete de Sánchez y exportavoz socialista en el Congreso) y el del exlehendakari Patxi López, lo que para muchos socialistas supondría una vuelta al pasado.

Sin embargo, en el PSOE insisten en que son personas de las que se está hablando internamente por el interés de algunos socialistas en ponerlos en primera línea o con el ánimo incluso de «quemar» nombres.

En este sentido, un barón socialista reconoce que una buena opción sería que Antonio Hernando asumiera parte de las labores de Lastra ejerciendo como nuevo secretario de Comunicación y además como portavoz del PSOE, cargo que ahora ocupa Felipe Sicilia. En su opinión, sería «lógico» controlar la estrategia de comunicación desde Moncloa y cree además que en estos momentos lo más conveniente es dar más responsabilidades a personas «con bagaje» y «solvencia» y no hacer «experimentos» en un momento decisivo, con elecciones autonómicas, municipales y generales previstas en 2023.

«El año pasado hubo cambios hacia lo desconocido, pero ahora estamos en un punto en el calendario en que hay que buscar seguridad», añade. Y es que precisamente hace un año, en julio de 2021, Sánchez remodeló su Ejecutivo con la salida de figuras clave como Carmen Calvo, José Luis Ábalos e Iván Redondo y la llegada de ministros desconocidos para buena parte del electorado.

Posteriormente, en septiembre, los cambios continuaron con relevos en las portavocías del Senado y el Congreso, donde Héctor Gómez sustituyó a Adriana Lastra, que mantuvo no obstante su cargo de vicesecretaria general, ratificado en el 40 Congreso Federal del PSOE celebrado en octubre en Valencia, y sumó entre sus funciones como número dos la de coordinación parlamentaria.

El PSOE afronta con incertidumbre los nuevos cambios tras la marcha de Lastra
Comentarios