sábado 23/10/21

El PSOE pactará en Cataluña con ERC para gobernar con un tripartito de izquierdas

Los socialistas rechazan ‘a priori’ sin embargo una alianza estable que les ate a los republicanos toda la legislatura
Pedro Sánchez, Carmen Calvo y Pablo Iglesias el lunes, en la celebración del 42 aniversario de la Constitución, BALLESTEROS

El PSOE estaría dispuesto a facilitar la gobernabilidad a Esquerra Republicana de Catalunya en caso de que sea la más votada en las elecciones del 14 de febrero. Los socialistas rechazan ‘a priori’ formar parte de un Gobierno tripartito con los republicanos y En Comú que, según todos los sondeos, en este caso tendría que estar encabezado por el independentista Pere Aragonès como fuerza más votada, pero el secretario de Organización, José Luis Abalos, se abrió ayer a otro tipo de colaboración. «Apoyaremos todo espacio que permita normalizar la situación política en Cataluña», dijo.

El también ministro de Transporte defendió que, si el diálogo es necesario en España, en Cataluña, hoy gobernada por una coalición de JxCAT y ERC muy mal avenida, lo es «especialmente o más si cabe».

«Hay una ruptura social y política y hay que intentar impedir actuaciones unilaterales que la pongan en el precipicio; todo lo que sea alumbrar nuevos espacios, dar esperanza para encarar una nueva situación cada uno con sus proyectos es positivo», insistió en una entrevista en La 1.

El líder del PSC, Miquel Iceta, lleva semanas asegurando que no pactará con quien defienda la independencia, pero los socialistas matizan que esa afirmación se refiere a formar parte de una coalición gubernamental o a sellar un acuerdo de legislatura con Esquerra.

El escenario ideal, desde el punto de vista del PSOE, sería que tra las elecciones se forme un Gobierno liderado por Aragonès —bien en solitario, bien con En Comú o con los nacionalistas moderados, si consiguieran representación— y apoyado desde fuera por los socialistas catalanes de manera «intermitente».

Las encuestas indican que, pese a subir en intención de voto y capitalizar buena parte de los apoyos que perdería Ciudadanos, el PSC sólo podría aspirar a ser segunda fuerza y eso en el mejor de los casos. El sondeo publicado el domingo por ‘El Periódico’ lo sitúa en tercera posición, a medio punto de JxCat.

En esa tesitura, los socialistas entienden que sólo hay dos escenarios posibles, un nuevo pacto independentista, que consideran indeseable, o un Gobierno de Esquerra. No es descartable tampoco que, como ha sucedido en otras ocasiones, JxCAT adelante a los republicanos, el peor de los resultados para el Gobierno de Pedro Sánchez.

Los socialistas entienden que la necesidad mutua, en caso de que Esquerra pudiera ocupar la Presidencia de la Generalitat, podría servir para eso que Ábalos llamó «normalización» de la vida política en Cataluña.

Los republicanos no han renunciado ni mucho menos a su principal objetivo político, la independencia, pero hace tiempo que admiten que aún no tienen mayoría social para alcanzarla y acusan a sus socios en el Gobierno catalán de engañar a los ciudadanos con «soluciones mágicas» .

A eso se aferra el PSOE, más que dispuesto a hacer gestos para ayudar a un triunfo de Aragonés el 14 -F.

Sánchez aseguró este fin de semana en el diario catalán que la reforma del delito de sedición, de la que sin duda se beneficiarán los presos del ‘procés’ a los que el Tribunal Supremo denegó este viernes el tercer grado, es un compromiso que asume en primera persona. Y respecto a los indultos, aun sin decirlo de manera expresa, se mostró favorable a su concesión.

«El Gobierno de España dará los pasos que tenga que dar, de acuerdo con la Constitución, en favor de ese reencuentro y de esa reconciliación. Pero evidentemente los plazos, los tiempos, no los marca el Gobierno, se marcan en este caso por parte de la justicia», dijo.

La afirmación llega después de que en el debate de los Presupuestos, Gabriel Rufián advirtiera de que si se quiere evitar una victoria de los afines a Carles Puigdemont, el Gobierno tendrá que demostrar que el apoyo de ERC a las Cuentas ha servido de algo.

El jefe del Ejecutivo, sin embargo, no quiere atarse a los republicanos por completo. En su ánimo sigue estando alcanzar acuerdos puntuales con Ciudadanos en el ámbito nacional. De ahí, la insistencia de los socialistas en que no habrá pacto de legislatura.

El PSOE pactará en Cataluña con ERC para gobernar con un tripartito de izquierdas
Comentarios