lunes. 28.11.2022

Puigdemont rechaza entregarse a España y la justicia belga lo deja en libertad

El ex presidente de la Generalitat ha comparecido de forma voluntaria a primera hora ante las autoridades belgas en Bruselas acompañado de sus abogados
20191018-637069964112100880_11560337_med
El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, huido en Bélgica desde 2017 y perseguido en España por presuntos delitos de sedición y malversación en la causa del "procés", ha quedado este viernes en libertad sin fianza pero con condiciones, tras comparecer ante la Justicia belga. EFE/ Javier Albisu

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha rechazado entregarse a España, tras comparecer voluntariamente ante las autoridades belgas, acompañado de sus abogados, en relación con la euroorden cursada por el Tribunal Supremo, según han confirmado fuentes de su oficina.

Puigdemont, huido en Bélgica desde 2017 y perseguido en España por presuntos delitos de sedición y malversación en la causa del "procés", ha quedado este viernes en libertad sin fianza pero con condiciones, tras comparecer ante la Justicia belga.

Según informó Puigdemont a la prensa tras presentarse voluntariamente ante las autoridades belgas, deberá informar de si tiene intención de salir de Bélgica y mantener una residencia fija en el país.  A preguntas de la prensa, dijo que condena la violencia en general pero evitó rechazar en concreto la que están protagonizando grupos independentistas catalanes. 

Sus abogados han añadido que el expresidente catalán "está siguiendo todos los pasos oficiales que acompañan a este procedimiento", y que, al recibir la notificación "se ha opuesto a su entrega" a las autoridades españolas.

El juez instructor del caso "procés", Pablo Llarena, comunicará de forma inmediata a las autoridades belgas que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, a quien reclama por los delitos de sedición y malversación, no tiene inmunidad al no ser miembro del Parlamento Europeo.

No lo es, según explicará Llarena a Bélgica, porque no acudió a Madrid tras ser elegido europarlamentario a acatar presencialmente la Constitución ante la Junta Electoral Central, como exige el artículo 224 de la Ley Orgánica de Régimen Electoral, y, como consecuencia, no tomó posesión de su escaño.

Son los dos principales argumentos que esgrimirá el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena en un escrito ante las autoridades belgas en respuesta a la consulta que éstas elevaron en la madrugada de este viernes, según han informado fuentes del alto tribunal.

En cualquier caso, Llarena les indicará que la confirmación de que Puigdemont no es miembro del Parlamento Europeo puede instarse directamente a la Eurocámara.

Y lo hará poco después de que el propio Puigdemont, huido de la Justicia española desde hace dos años, se haya presentado voluntariamente ante las autoridades belgas para rechazar entregarse a España en virtud de la nueva orden europea e internacional de detención y entrega dictada por Llarena.

 El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, huido en Bélgica desde 2017 y perseguido en España por presuntos delitos de sedición y malversación en la causa del "procés", se ha presentado voluntariamente ante las autoridades belgas acompañado de su abogado, Gonzalo Boyé, en relación con la orden europea de detención y entrega cursada por el Tribunal Supremo, y ha rechazado su entrega. EFE/ Javier Albisu

 El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, huido en Bélgica desde 2017 y perseguido en España por presuntos delitos de sedición y malversación en la causa del "procés", se ha presentado voluntariamente ante las autoridades belgas acompañado de su abogado, Gonzalo Boyé, en relación con la orden europea de detención y entrega cursada por el Tribunal Supremo, y ha rechazado su entrega. EFE/ Javier Albisu

El juez decidió volver a reclamar a Puigdemont, esta vez por los delitos de sedición y malversación, horas después de conocer la sentencia del "procés", que condena a penas de entre 9 y 13 años de cárcel por sedición a nueve líderes independentistas acusados, entre ellos el que fue su vicepresidente, Oriol Junqueras.

Por su parte, la Fiscalía belga anunció que procederá a un "análisis en profundidad" de la nueva euroorden, la tercera cursada contra el expresidente de la Generalitat.

En su auto, Llarena argumentaba que "los indicios racionales de criminalidad" que pesaban contra Puigdemont en la instrucción "no sólo persisten, sino que cuentan hoy con una sentencia que opera como elemento de refuerzo respecto del pronóstico de responsabilidad del fugado".

El magistrado retiró hace meses la euroorden que pesaba contra Puigdemont y otros exconsejeros catalanes después de que el tribunal regional de Schleswig-Holstein (Alemania) rechazase entregar al expresident por rebelión y solo admitiese hacerlo por malversación, una línea roja para Llarena, que lo rechazó de plano. 

Cataluña vive hoy una huelga general 

Cataluña vive este viernes su cuarta huelga general en menos de dos años vinculada al proceso independentista, convocada por los sindicatos independentistas Intersindical-CSC y Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC) para protestar por la sentencia del 'procés'.

Esta nueva huelga general, no secundada por los sindicatos mayoritarios (CCOO y UGT) y que ha sido convocada alegando diversos motivos laborales y económicos, como la reclamación de la derogación de la reforma laboral o la implantación de un salario mínimo catalán de 1.200 euros, coincide con las protestas a la sentencia del procés.

Los servicios mínimos decretados por la Generalitat garantizan, en principio, el funcionamiento del 50 % del metro, los autobuses metropolitanos, el tranvía y los Ferrocarriles de la Generalitat (FGC) en horas punta, entre las 06.30 horas y las 09.30 horas, y entre las 17.00 y las 20.00 horas, mientras el resto de la jornada se dará un servicio del 25 %.

El autobús que opera entre Barcelona y el Aeropuerto de El Prat funcionará también con servicios mínimos del 50 %.

Durante todo el día, los trenes de cercanías y regionales tendrán servicios mínimos del 33 %.

Puigdemont rechaza entregarse a España y la justicia belga lo deja en libertad