domingo. 26.06.2022

c El copago ortoprotésico. Se aplica a todo tipo de prótesis externas, como las de extremidades, articulaciones, cara o boca, a las órtesis (estructuras correctoras) de columna, manos o pies, al calzado ortopédico, a las sillas de ruedas, andadores o bastones y a otros elementos como los vendajes de compresión o los audífonos, entre otros.

c Rechaza nuevos copagos. Fija como fin la reducción progresiva de los actuales copagos (farmacéuticos y ortoprotésicos) y blinda la sanidad pública y a sus usuarios contra la tentación futura de algún otro responsable político de instaurar nuevos cobros por servicios o productos.

c Se viva en la autonomía que se viva. Cambia el real decreto ley con el que el Ejecutivo del PP dividió en tres la cartera de servicios sanitarios públicos para poder fijar copagos en alguno de los bloques. Con la reforma, la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud (SNS) volverá a ser única en toda España, se viva en la autonomía que se viva.

c La privada, solo uso «excepcional». Deroga de forma expresa la norma de 1997 por la que el Gobierno de José María Aznar posibilitó nuevas formas de gestión del SNS, que permitían la privatización de la sanidad pública. Con la aprobación de la ley la norma general será la gestión pública y directa de todos los centros y servicios del SNS. Cualquier gestión indirecta o concierto con empresas privadas debe ser algo «excepcional», complementario y se debe explicar por qué el servicio no es posible desde lo público. Estado y autonomías pactarán los indicadores concretos que autorizarán estas excepciones.

c Asistencia para todos. Toda persona que se encuentre en España, sea nacional o extranjero, disponga o no de papeles en regla, tiene garantizado por ley el derecho a recibir de forma gratuita, inmediata y sin traba administrativa alguna la atención sanitaria que precise, en idénticas condiciones y con igual alcance que los nacionales. La norma garantiza explícitamente esta atención a los sin papeles, a los españoles que residen en el extranjero pero vienen de visita, a los acogidos a la protección internacional y a las víctimas de trata.

c Participación ciudadana. La ley convierte en algo estable la participación directa de los ciudadanos en la evaluación del SNS y en el debate y propuesta de las políticas sanitarias. Lo harán a través de la presencia en el comité consultivo de representantes de las asociaciones de pacientes, de discapacitados y de los colegios profesionales.

¿QUÉ DEJARÁN DE PAGAR?