domingo. 29.01.2023

Corinna Larsen, que habría mantenido una relación sentimental con el rey español y habría recibido de él 65 millones de euros que no quiere devolverle, pide una orden de alejamiento contra el emérito y compensación económica por daños a su salud y a su reputación.

En la narración de hechos que sustenta su demanda en los tribunales británicos, Larsen describe una relación muy tensa con el rey emérito tras su abdicación. Le reclama la devolución del dinero que, según ella, le habría donado. Afirma Larsen que Juan Carlos habría mantenido conversaciones con amigos comunes en las que habló mal de ella. Sus comentarios, acusándola de haberle robado el dinero, le habrían perjudicado profesionalmente, perdiendo contratos de consultoría. Según su versión, personas que tenían apariencia física de agentes españoles de seguridad la habrían seguido en Londres para asustarla. Habría recibido llamadas telefónicas amenazantes.

La empresaria danesa tendrá que demostrar en las vistas de un futuro juicio que los actos que denuncia encajan en la ley de Protección frente al Acoso de Inglaterra y Gales para que el tribunal dicte una orden de alejamiento contra el emérito. También tendrá que demostrar que sufrió daños de su salud mental y perjuicios económicos derivados de las conversaciones del emérito con otros que justifican el pago una compensación. | íÑIgo Gurruchaga

Lo que tendrá que demostrar
Comentarios