viernes 7/8/20

La química no avisó de la emergencia, según la Generalitat

Muere el segundo trabajador herido de extrema gravedad en la explosión del tanque
Imagen de la vivienda dañada por la explosión.
Imagen de la vivienda dañada por la explosión.

La empresa química donde ayer se produjo una explosión que causó dos muertos no siguió los protocolos de seguridad, ya que no consta que activara su plan de emergencia interior ni que avisara de la incidencia al centro de emergencias (Cecat) ni al 112, según Protección Civil de la Generalitat.

La explosión, que se percibió a varios kilómetros a la redonda, se originó por motivos que se investigan a las 18.41 horas en la empresa Industrias Químicas del Óxido de Etileno (IQOXE), situada en La Canonja, junto a la N-340, y dedicada a la elaboración de óxido etileno, que no es tóxico pero sí muy inflamable.

Según han informado a Efe fuentes de Protección Civil, por el momento no consta que la empresa telefoneara al Centro Superior de Coordinación e Información de la Estructura (Cecat) ni al teléfono de urgencias 112 para comunicar que acababa de sufrir un accidente químico.

El protocolo

De acuerdo con los protocolos de emergencias, las empresas que sufran algún accidente deben activar su plan de autoprotección interior y avisar al Cecat, de forma que se pueda poner en marcha el Plaseqcat, el plan de reacción de la Generalitat ante accidentes de tipo químico o industrial, y al teléfono 112.

La investigación abierta a raíz del accidente deberá determinar si la empresa ha incurrido en alguna irregularidad respecto a los protocolos establecidos. De hecho, hay precedentes de industrias que han sido sancionadas en Cataluña por incumplir los protocolos que obligan a avisar a las autoridades de posibles riesgos para la población. Respecto al hecho de que no se activaran las sirenas para alertar a la población del accidente, Protección Civil lo ha justificado en que las informaciones del siniestro no apuntaban a la posibilidad de una segunda explosión en la petroquímica ni de la existencia de nube tóxica en la zona.

Según Protección Civil, pese a que en algún momento se valoró hacer sonar las sirenas por el humo acumulado y lo incierto de las informaciones recibidas sobre la planta, se descartó después que los Bomberos comprobaran que no había riesgos graves para el exterior del recinto químico.

La química no avisó de la emergencia, según la Generalitat