viernes. 09.12.2022

El encierro de Pablo Hasél en el rectorado de la Universidad de Lérida acabó ayer por la mañana con la intervención de los Mossos d’Esquadra, que tenían orden judicial de captura por parte de la Audiencia Nacional, después de que el rapero de 23 años, no se hubiera entregado voluntariamente antes del pasado viernes a las 20.00 horas, fecha en la que acababa el plazo dado por el tribunal.

El dispositivo de los Mossos, que había acudido poco antes de las 7.00 horas al campus, desalojó e identificó, una por una, a unas setenta personas que estaban atrincheradas en el rectorado y detuvieron a Hasél. El rapero fue conducido en un coche policial hasta la cárcel de Ponent, en Lérida, donde estará entre dos y cinco días en el módulo de ingresos, hasta que se le asigne un módulo una vez se descarte la covid con una prueba PCR, como se hace por protocolo con todos los nuevos ingresos.

Hasél optó por encerrarse el lunes en el recinto universitario, como él mismo aclaró en un tuit, para «dar más a conocer lo que están haciendo». Para ello se rodeó de unas 300 personas que le acompañaron en el encierro, levantaron barricadas con sillas y mesas.

Las reacciones a la detención no se hicieron esperar. El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, anunció que su formación iba a registrar una petición de indulto para el rapero en el Congreso. Por la tarde, numerosas concentraciones fueron convocadas en Cataluña.

Ayer, los partidos independentistas con representación en el Congreso de los Diputados se han fotografiado juntos en la escalinata de los leones de la Cámara Baja para urgir la libertad del rapero. Los portavoces parlamentarios de ERC, EH Bildu, BNG, JxCAT y la Cup han posado juntos con un cartel en el que se veía al rapero y en el que se leía la frase «Libertad para Pablo Hasel» en catalán, euskera y gallego.

En la foto han posado juntos en primera línea el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, la dirigente de JxCAT, Míriam Nogueras, el portavoz del BNG, Néstor Rego, la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, y el de la CUP, Albert Botran. Tras los portavoces se encontraban otros siete diputados de los diferentes partidos independentistas.

El rapero Hasél ingresa en prisión tras atrincherarse en la Universidad de Lérida
Comentarios