sábado. 02.07.2022

El exministro de Economía Rodrigo Rato volverá a sentarse en el banquillo de los acusados por delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y corrupción en los negocios en el marco de la causa sobre el presunto origen «ilícito» de su patrimonio.

El también exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) deberá prestar, además, una fianza de más de 65 millones de euros con el fin de «asegurar las responsabilidades pecuniarias» que pudieran imponerse en sentencia. En caso de no hacerlo, «se le embargarán bienes en cantidad suficiente para asegurar la suma señalada», según el auto de apertura de juicio oral.

El juez instructor de Madrid Antonio Serrano-Arnal ha rechazado, sin embargo, que Rato, de 72 años, sea juzgado por los delitos de falsedad continuada e insolvencia punible al considerar que no se han probado estas conductas en fase de instrucción. En esta resolución, contra la que no cabe recurso y que tiene fecha de 1 de junio, se declara competente para el conocimiento y fallo de la causa a la Audiencia Provincial de Madrid. Además de Rato, se sentarán en el banquillo otras 15 personas y dos sociedades, una de ellas el bufete del abogado y socio de Rato Domingo Plaza.

Según el resultado de la investigación, Rato ha mantenido desde 1999 un patrimonio oculto a la Hacienda Pública a través de diversas sociedades, con las que habría realizado continuas actividades de inversión financiera.

Rato será juzgado por su patrimonio «ilícito» con fianza de 65 millones
Comentarios