viernes. 02.12.2022

El rey llega a Barcelona en pleno deshielo con la Generalitat, pero Aragonès le dará plantón

Los socios del Gobierno aprovechan las últimas polémicas para reabrir el debate sobre la Monarquía española
El rey Felipe VI y la reina Letizia conversan con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-In, y su esposa Kim Jung-Sook. JUANJO MARTÍN

El rey Felipe VI regresa hoy a Barcelona en un contexto completamente distinto al de su anterior visita, en pleno deshielo entre el Gobierno y la Generalitat, y aunque el Govern ha optado por acabar con el boicot al monarca no será Pere Aragonès quien acuda al acto al que asiste el monarca, ni su ‘número dos’, Jordi Puigneró, que rechazó el ofrecimiento del presidènt.

Don Felipe viajará acompañado en esta ocasión por el presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, quien se encuentra de visita de Estado en España, y ambos participarán en la cena inaugural de la XXXVI Reunión Anual del Círculo de Economía, en la que en los días sucesivos también acudirán el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Pere Aragonès.

El rey ya estuvo junto a Sánchez en Barcelona en marzo para visitar la planta de Seat en Martorell (Barcelona), pero el clima político ha cambiado en estos tres meses, con Aragonès al frente de la Generalitat y en vísperas de que se reanude el diálogo con el Gobierno central, en una fecha aún por determinar.

Aragonès, entonces presidente en funciones de la Generalitat, no acudió a la visita del rey y Sánchez, continuando así con el boicot iniciado con Quim Torra en junio de 2018. Entonces, el ‘president’ se comprometió a que ningún miembro del Govern iría a actos convocados por la Casa Real ni la Generalitat invitaría al monarca a ningún acto en Cataluña.

Durante la reunión semanal del gabinete, se acordó que los miembros del Govern podrán acudir a actos en los que esté el Rey si consideran que son relevantes para Cataluña, explicó. «Lo que haga el rey del reino de España no condicionará en ningún caso la agenda del Govern de la Generalitat ni tampoco la agenda del presidente», recalcó.

El viaje del rey a Barcelona también viene precedido de la polémica en torno a los indultos de los presos que tuvo su máximo exponente en la concentración de Colón». Don Felipe se ha visto atrapado en los últimos días en el debate político en torno a esa medida de gracia que enfrenta al Gobierno y la oposición.

Los socios del Gobierno de Pedro Sánchez aprovecharon las polémicas para reabrir el debate sobre la Monarquía. La de este miércoles será, a priori, la primera de un total de tres visitas del rey a Cataluña en un lapso de tan solo dos semanas. Está previsto que Don Felipe participe en la inauguración del Mobile World Congress (MWC), que acogerá Barcelona el 27 y 28 de junio, después de que la edición de 2020 se suspendiera por la pandemia. Además, junto a la Reina y las infantas acudirá a la entrega de los premios Princesa de Girona, prevista en principio para el 1 de julio sin que por ahora esté claro si será en la localidad que les da nombre o en la Ciudad Condal. El nuevo viaje a Barcelona de Don Felipe se producirá también tres días antes del séptimo aniversario de su llegada al trono tras la abdicación del rey Juan Carlos I en junio de 2014. Desde el principio de su reinado, la situación en Cataluña se convirtió en un asunto recurrente.

El rey llega a Barcelona en pleno deshielo con la Generalitat, pero Aragonès le dará...
Comentarios