lunes 09.12.2019

Rivera levanta el veto a Sánchez y se abre a negociar para salir del bloqueo

Rivera levanta el veto a Sánchez y se abre a negociar para salir del bloqueo

nuria vega | madrid


Apenas estrenada la precampaña, en un nuevo giro de guion, Ciudadanos levantó hoy el veto a llegar a acuerdos con el PSOE. Albert Rivera, que el 28-A cerró la puerta a Pedro Sánchez, se muestra ahora dispuesto a negociar con los socialistas tras el 10-N para superar la parálisis política. No se refirió, en ningún caso, a la posibilidad de un Gobierno de coalición. La idea de un Ejecutivo conjunto la reserva como oferta a Pablo Casado en caso de que los números cuadren en la derecha tras los comicios. Pero si este plan resulta inviable y el PSOE reedita su victoria, los liberales esta vez aceptan colaborar en el desbloqueo. Lo que Rivera plantea es explorar un «gran acuerdo nacional», un decálogo de medidas que podrían negociarse «para que España se ponga en marcha» y «el Gobierno no dependa nunca más de partidos independentistas». «Me comprometo a convencer al PSOE de que rectifique, de que vuelva al constitucionalismo, al consenso y los grandes pactos de Estado, de que vuelva a sentarse con nosotros para apoyar o para liderar, dependiendo lo que digan los españoles, estas reformas», garantizó el presidente de Ciudadanos a los suyos en su primer gran mitin de precampaña.


Traducido, se trata de hacer posible la investidura de Sánchez si la derecha sigue sin sumar respaldos suficientes para erigirse como alternativa tras el 10-N. Esto significa que Ciudadanos facilitaría la elección del líder socialista en el Congreso. Habría que ver si con una abstención o con su voto a favor y si eso sería suficiente, porque los sondeos no pronostican que socialistas y liberales vayan a sumar mayoría absoluta, como ocurre ahora, que reúnen 180. Pero, en todo caso, cualquier movimiento estaría condicionado a pactar una serie de reformas como las que propone.


De momento, en el documento que presentó hoy Ciudadanos se recogen epígrafes generales: natalidad y apoyo a las familias; un sistema educativo y no 17; una sanidad igual para todos; un pacto de estado contra la despoblación; tolerancia cero con la corrupción; bajar impuestos a las familias; pensiones dignas y garantizadas para nuestros mayores; un plan nacional contra la precariedad; un nuevo sistema electoral; y España: unión, igualdad y libertad. Enunciados que servirían, en todo caso, más que como exigencias, como base para una negociación.

Rivera levanta el veto a Sánchez y se abre a negociar para salir del bloqueo