sábado. 04.02.2023
El ex asesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella asegura que no buscaba amenazar a nadie

Roca afirma que sus libretas plasmaban «vivencias» y eran un «entretenimiento»

Su abogado explica que el acusado sigue tomando notas tras su traslado a la prisión de Albolote
El ex asesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella, Juan Antonio Roca, en los juzgados de Málaga
El ex asesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella Juan Antonio Roca aseguró ayer que plasmaba sus «vivencias» como «entretenimiento» en los cuadernos que le fueron intervenidos el pasado octubre durante un registro en la prisión provincial de Alhaurín de la Torre (Málaga). Roca mantuvo durante su comparecencia en el Juzgado de Instrucción número 1 de Málaga como imputado por un supuesto delito de amenazas que el contenido de los cuadernos no tenía «ninguna intención de amenazar a nadie», explicó a los periodistas su abogado, José Aníbal Álvarez. En su declaración, que duró unos quince minutos, el presunto «cerebro» de la trama de corrupción descubierta en la Operación Malaya señaló que los horarios anotados en los cuatro cuadernos intervenidos no eran de los funcionarios porque «un preso no tiene conocimiento» de estos, sino que correspondían a los turnos de comedor, salida o recuento del interno, añadió el letrado. «Horas largas en prisión» Los dibujos y escritos eran «su entretenimiento porque las horas son muy largas en prisión», insistió Álvarez, quien añadió que en el centro penitenciario de Albolote (Granada) sigue haciéndolos porque «escribir no está prohibido, y es algo que no es punible». El ex asesor urbanístico se encuentra «bastante cansado» después de diez meses en prisión, según su abogado, quien se quejó de que otros imputados en el caso estén en libertad provisional cuando a Roca se le mantiene encarcelado. «No sabemos cuáles son las varas de medir que se están utilizando», indicó el abogado al referirse a la persistencia del riesgo de fuga que se alega para mantener en prisión a Roca. La comparecencia de Roca se produce después de que el instructor del caso Malaya, Miguel Ángel Torres, remitiera al juzgado decano de Málaga unas diligencias previas que había decidido abrir en relación a las libretas intervenidas, al observar en ellas indicios de delito. En los cuadernos intervenidos a Roca se recogían datos relativos a funcionarios e internos de la cárcel malagueña, así como referencias a las dependencias e instalaciones del centro, incluso «croquis o planos de la propia prisión de los que se ignora su finalidad», según el auto dictado por el magistrado. Reproches a los funcionarios Además, aparecieron anotaciones sobre los turnos de los funcionarios, sus datos y «determinadas incidencias ocurridas en la prisión con algunos reproches hacia determinados funcionarios del centro penitenciario». Los cuadernos fueron intervenidos cuando Roca iba a ser trasladado al centro penitenciario de Albolote (Granada). A raíz de la intervención de los cuadernos, Roca presentó una querella por revelación de secretos e infidelidad en la custodia de documentos contra el entonces director de la prisión del Alhaurín, Ángel Herbella, actual director de gabinete de la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, que fue admitida a trámite. Por este motivo, se ha dirigido un exhorto a un juzgado de Madrid para que se tome declaración allí a Herbella, según Álvarez. Los próximos días 23, 24 y 25, Roca deberá prestar declaración en los juzgados de Marbella por varias diligencias en las que se ha desglosado la querella interpuesta por la Fiscalía Anticorrupción por delitos contra la ordenación del territorio, prevaricación, fraude y malversación de caudales públicos.

Roca afirma que sus libretas plasmaban «vivencias» y eran un «entretenimiento»
Comentarios