jueves 22/4/21

«No sabía si me iban a matar»

Los hechos se remontan a la madrugada del 2 al 3 de febrero de 2019 cuando la víctima, que entonces tenía 18 años, fue abordada por un hombre que no ha podido ser identificado a la salida de un local de ocio de Sabadell, que la agarró del cuello, la puso contra la pared y la agredió sexualmente. De acuerdo con la joven, el agresor formaba parte de un grupo de chicos que la habían estado importunando a ella y a una amiga en un bar del municipio: «Su propia presencia ya era una coacción». Seguidamente, el agresor la condujo contra su voluntad hasta una nave abandonada, antigua sucursal bancaria ocupada por personas sin hogar, y en cuyo interior se encontraban los cuatro procesados y un quinto que está fugado, todos ellos de nacionalidad marroquí. «Temía por mi vida», ha asegurado la víctima, quien ha declarado protegida por una mampara, pero cuyo nombre y apellido ha sido revelado en varias ocasiones por el presidente de la sala. Una vez en la nave, ha continuado, los seis desconocidos comenzaron a discutir mientras ella yacía «pegada a la pared, arrinconada, llorando mucho y temblando mucho», al punto que no pudo evitar orinarse encima de «miedo». «No podía huir (...) «No sabía si me iban a matar».

«No sabía si me iban a matar»