domingo. 03.07.2022
                      Macarena Olona y Juan Manuel Moreno en la feria de Sevilla. EFE
Macarena Olona y Juan Manuel Moreno en la feria de Sevilla. EFE

El Ayuntamiento de Salobreña ha dado de baja a Macarena Olona en el padrón tras encargar a la Policía Local que verificara si la candidata de Vox a presidir la Junta de Andalucía en las elecciones del 19 de junio, Macarena Olona, «reside habitualmente en el municipio» donde ha fijado su residencia para poder concurrir a los comicios.

La conclusión de los responsables municipales es que Olona —nacida en Alicante y diputada en el Congreso— ha protagonizado una «inscripción indebida», por lo que procede a anular de oficio su empadronamiento en la vivienda del líder de Vox en la provincia granadina, Manuel Martín.

La candidata dispone de 15 días para rebatir la resolución. El Ayuntamiento, dirigido por la socialista María Eugenia Rufino, movilizó a sus agentes para que acreditaran si la cabeza de lista por Vox vive regularmente en Salobreña después de que se empadronara en el domicilio de Martín y a la luz tanto de las informaciones que han «cuestionado» esa incripción como de las «manifestaciones realizadas por el propio titular de la vivienda», quien vino a admitir que la residencia de Olona se había formalizado ‘ad hoc’ para concurrir a los comicios del 19-J. «No vive aquí», reconoció.

La baja de la diputada del padrón municipal de Salobreña deja en el aire la candidatura de Olona, cuya exclusión definitiva supondría un mazazo dadas las expectativas depositadas por Vox e ella.

Quienes se presenten a las elecciones están obligados a formalizar un «certificado de inscripción en el censo electoral o en el padrón municipal, al objeto de acreditar su condición política de andaluces» de acuerdo con una instrucción de la Junta Electoral de la comunidad. Es a esta Junta a la que compete resolver el caso tras la denuncia de la coalición Andaluces Levantaos.

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, minimizó ayer el alcance de la anulación que vinculó a «las trampas» contra su partido.

MORENO, A SU RESCATE

El presidente de la Junta de Andalucía y aspirante a la reelección, Juanma Moreno, dijo ayer que no le gustaría que por una «cuestión administrativa se dejara fuera de la competición a una candidata de un partido determinado», en referencia a Macarena Olona.

«Es verdad que hay que conocerse la administración», apostilló Moreno durante su intervención en el congreso del PP de Madrid. Además, a su llegada al cónclave apuntó que la candidatura de Olona, que ahora queda en el aire, depende de la Junta Electoral Central, de la que espera «la decisión que sea correcta».

«Escuchaba a esa formación devolver competencias de Sanidad y Educación al Gobierno central. ¿Os imagináis la pandemia gestionada por Sánchez en Andalucía, Murcia, Madrid? Esas son las diferencias entre nosotros y esas formaciones», dijo además Moreno, sin mencionar las siglas de Vox.

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, pidió a Macarena Olona que no se haga la víctima. «Todos somos iguales ante la ley, nadie puede saltársela».

«No se puede hacer la víctima, como si fuera una persecución sobre su persona; se tendrá que comprobar por parte del municipio que se cumplen las condiciones de ese empadronamiento», remarcó.

«No se pueden hacer trampas ni ningún tipo de planteamiento que no vaya acorde a lo que a todos nos es exigible», dijo la ministra.

Salobreña expulsa a Olona de su padrón: la candidatura andaluza de Vox, en el aire
Comentarios