domingo 27/9/20

Sánchez anima a Casado a diferenciarse de Aznar y Rajoy

Pedro Sánchez animó ayer a Pablo Casado a diferenciarse de sus antecesores ante los casos de corrupción y haga efectivo el compromiso de que «caerá quien tenga que caer» con el ‘caso Kitchen’. Para ser creíble, subrayó, tiene que «demostrar que su PP no es el PP de Mariano Rajoy ni el PP de José María Aznar». Casado prometió ayer que su línea de actuación con la trama policial que espió al extesorero Luis Bárcenas será «tolerancia cero». «No voy a pasar ni una» y «quien la haga la va a pagar». Sánchez cogió el guante y en la sesión de control al Gobierno de hoy en el Congreso le pidió que pase de las palabras a los hechos.

El fragor que acompaña siempre a estos debates parlamentarios semanales llevó a Sánchez a acusar a Casado de «tapar un delito con otro delito», pero en el Gobierno y en el PSOE intuyen que el líder del PP va a dar un volantazo a la estrategia de respuesta. Este es uno de los motivos por los que los socialistas se niegan a anticipar qué dirigentes populares van a llamar en la comisión de investigación del Congreso, que ayer obtuvo la luz verde de la Mesa de la Cámara para su creación. Van a citar a Rajoy, a la exsecretaria general del PP, Dolores de Cospedal, y al exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

Sánchez anima a Casado a diferenciarse de Aznar y Rajoy