martes. 06.12.2022

Sánchez da por segura la aprobación de los Presupuestos pese a las diferencias con UP

El presidente exige al PP que acceda a renovar de una vez el CGPJ y le acusa de carecer del más mínimo sentido de Estado
Sánchez, a su llegada al Congreso donde mantuvo una reunión con diputados, senadores y europarlamentarios del PSOE. JAVIER LIZÓN

El proyecto de ley más importante para el Gobierno, los Presupuestos Generales del Estado para 2022, no han pasado todavía por el Consejo de Ministros ni han sido enviados al Congreso. Lo harán antes de que acabe el mes, conforme a los plazos marcados en la Constitución e incumplidos varias veces en los últimos años, o a principios del mes de octubre, pero el Ejecutivo da ya por sentado que no tendrá ningún problema para sacarlos adelante y Pedro Sánchez se atrevió ayer a verbalizarlo ante el pleno de su grupo parlamentario.

Los socialistas creen disipada la más mínima posibilidad de que no se llegue a un entendimiento, en primer lugar, con sus socios de coalición, con los que en las últimas semanas han escenificado varios choques a cuenta de asuntos como las devoluciones de menores a Marruecos o la respuesta al alza del precio de la luz y con los que aún tienen abiertas disputas por iniciativas como la ley de la vivienda, cuya negociación se arrastra ya desde hace más de un año.

Y tampoco contemplan un «no» de aliados como Esquerra o EH-Bildu, que ya avalaron las cuentas de 2021. La pandemia de coronavirus, la lluvia de millones llegada desde Europa para activar un plan de recuperación (140.000 millones de euros en seis años) pero también el desgaste del independentismo, sus disputas internas y el efecto provocado por la salida de prisión de los líderes del ‘procés’ tras la concesión de los indultos, han ayudado, a juicio de la Moncloa, a que las reivindicaciones independentistas pasen a un segundo plano y se da ya por descartado que ERC quiera vincular su apoyo a lo que ocurra en la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat, que debería reunirse la semana que viene y para la que aun, sin embargo, no se ha cerrado fecha alguna.

Sánchez hizo ayer ante los suyos un análisis optimista de la situación, les felicitó por, pese a las dificultades y su minoría parlamentaria, haber sido capaces de sacar adelante la inmensa mayoría de los proyectos y decretos ley aprobados por el Ejecutivo, insistió en que ahora toca desplegar lo que ha bautizado como la «recuperación justa» y dio por garantizado que con estos mimbres agotará la legislatura y sorteará los peores augurios del Partido Popular.

«Aquellos que decían que no llegaríamos a la pauta completa de vacunación en 8 meses se equivocaron y se volverán a equivocar —vaticinó— porque España va a liderar la recuperación económica en Europa. Son siempre los mismos. Dicen querer mucho a España y no confían en su potencialidades y sus capacidades».

Juego de tronos

El presidente del Gobierno también volvió a cargar contra el PP por el bloqueo en la renovación del Consejo General del Poder Judicial y otros órganos constitucionales. Le acusó de ser la «oposición más furibunda de Europa» y adujo que su posición le sitúa fuera de la Constitución. «Puede haber ciudadanos que piensen que no va con ellos, que es una suerte de juego de tronos y de poder, pero quiero alertar de que el pleno funcionamiento de las instituciones es fundamental para el correcto funcionamiento de nuestra democracia, más si cabe en pandemia. Nadie se puede imaginar un ejecutivo en funciones mil días. Sería insostenible. Pues igual sucede con el Poder judicial».

Los socialistas se plantaron este martes y advirtieron de que no entrarán en lo que consideran un «chantaje» de los populares que a pesar de haber estado a punto de llegar a un acuerdo para la renovación en varias ocasiones, la última en febrero de este año, desde hace meses condicionan la recuperación del diálogo a que se acometa un cambio en la ley para que sean los jueces quienes elijan a doce de los veinte vocales de su órgano de gobierno. «Exijo que cumpla con la Constitución porque su posición representa todo menos un mínimo sentido de Estado», censuró Sánchez.

El presidente acusó a Pablo Casado de «insumisión constitucional» y el líder del PP le replicó que el bloqueo del CGPJ procede de Sánchez.

Sánchez da por segura la aprobación de los Presupuestos pese a las diferencias con UP
Comentarios