lunes 24/1/22

Sánchez defiende regresar al bipartidismo e insta a crear un centro derecha «potente»

El presidente concede que el PP tiene un sitio en la democracia y le invita a «recorrer juntos el tramo final de esta desgracia»
Pedro Sánchez durante su intervención mientras se refiere a Pablo Casado. MARISCAL

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lanzado este miércoles un llamamiento al líder del PP, Pablo Casado, a «convivir» y a trabajar juntos por la recuperación, y ha asegurado que no se alegra de ver a su formación «desaparecer de territorios enteros» porque el país necesita, a su juicio, «un centro derecha potente» que haga frente a la «amenaza real» de la ultraderecha. «El PP tiene un sitio en la democracia española», ha sentenciado durante su réplica a Casado en el debate del Congreso para analizar la evolución de la pandemia del coronavirus y el funcionamiento del estado de alarma, en el que Sánchez ha invitado a Casado a «recorrer juntos el tramo final de esta desgracia».

Así, ha señalado que no tiene que considerar al Gobierno como su enemigo, sobre todo porque, según ha afirmado Sánchez, al Ejecutivo no le alegra que al PP «le vayan las cosas mal en Cataluña y en otros lugares». «Se necesita un centro derecha potente que contrarreste la emergencia de la ultraderecha», ha defendido, antes de avisar a Casado, y también a la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que la «amenaza real» la representa Vox; una amenaza que crece «a sus pies» y que sus partido alimentan al pactar con ellos.

Así, ha avisado de que «la ultraderecha no es ninguna broma». «Es una amenaza real y mucho más poderosa que las fantasías que agitan en sus intentos de debilitar al Gobierno, mientras dejan que el verdadero peligro para nuestro país siga creciendo a sus pies», ha recalcado.

Petición a Cs

Y si a Casado le ha recomendado centrarse en hacer del PP un partido potente de centro derecha, Sánchez ha aconsejado a Arrimadas que convierta a Ciudadanos en un partido «realmente de centro», ya que «a pesar de su corta vida», lo ha probado «casi todo», incluso pactar con la ultraderecha, y no le ha funcionado bien, a su juicio. «¿Por qué no prueban aquello que no han probado y es convertirse realmente en un partido de centro y ponen un cordón sanitario a la ultraderecha y se lo quitan a la socialdemocracia?», ha preguntado. «Ojalá hicieran política útil pero cuando llega el momento de la verdad siempre cambian la política útil por la pequeña, que es la de las primarias de la derecha, y es una pena», ha reconocido.

Sánchez ha admitido este martes cierta incomodidad con sus socios de Unidas Podemos, a quienes ha pedido bajar «los decibelios» y combinar la exigencia con «el realismo» después de que Pablo Iglesias acusase ayer al PSOE de «tensionar» la coalición.

Sánchez ha aprovechado una intervención en el Pleno en la que el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, le pedía normalizar las diferencias y ser valiente, para responderle que nunca viene mal reducir el volumen en las disputas en unos momentos de gran turbación para la sociedad española.

Si ayer restó importancia a esas tensiones y zanjó que son más las cosas que unen a los socios las que les separan, el jefe del Ejecutivo ha admitido que le gustaría que el funcionamiento dialéctico del Gobierno fuese distinto. «No le oculto que me gustaría que los decibelios bajaran un poco», ha asegurado Sánchez, para acto seguido señalar que su deber es garantizar la estabilidad política e institucional del país y su tarea «preservar la unidad de acción de las fuerzas progresistas».

Sánchez defiende regresar al bipartidismo e insta a crear un centro derecha «potente»
Comentarios