lunes. 08.08.2022
                      El abrazo de Pedro Sánchez a Patxi López, ayer en el Debate. TV
El abrazo de Pedro Sánchez a Patxi López, ayer en el Debate. TV

La banda terrorista estuvo presente también en el cara a cara del presidente del Gobierno con la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, a quien dijo: «ETA ya no existe».

«Tengo una mala noticia que decirle a usted y a la bancada de la derecha: ‘ETA ya no existe’», dijo Sánchez dirigiéndose a los parlamentarios de las tres derechas presentes en el Debate sobre el estado de la Nación.

La frase levantó una amplia ovación en la bancada del PSOE, que fue todavía mayor cuando Sánchez mencionó los nombres de Patxi López, José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba.

Pedro Sánchez finalizó su intervención fundiéndose en un abrazo con Patxi López ante la ovación de los diputados socialistas.

Durante el debate, la líder de Ciudadanos consideró «baldías» las medidas de Sánchez y dijo que sólo son las que él necesita para «no morir políticamente». Y en duros términos, Inés Arrimadas le acusó de carecer de «ideología» y de «escrúpulos», algo a lo que Sánchez respondió con ironía al agradecerle sus «siempre tan constructivas palabras».

Desde las formaciones catalanas, el PDeCAT reprochó al presidente que sólo hubiera dedicado «diez segundos» al «conflicto político» en Cataluña, mientras la CUP le recomendó que se controlen los precios y se suban los salarios para combatir la inflación, y JxCAT le dijo que con él «Cataluña siempre pierde».

Pedro Sánchez pidió a Junts que «salga del congelador» y se siente a la mesa de diálogo con Cataluña, donde participa el Govern. A otros socios tradicionales del Gobierno, como Compromís, les anunció que la financiación autonómica sigue siendo una prioridad.

El diputado de esta formación, Joan Baldoví, aconsejó a Sánchez que aproveche lo que queda de legislatura para seguir tomando medidas, mientras Íñigo Errejón, de Más País, le invitó a que su «golpe de timón» a la izquierda sea «firme y decidido».

Sánchez a la derecha: «Tengo una mala noticia, ETA ya no existe»