lunes 01.06.2020

Sánchez exige a Rajoy que acuda al Congreso a rendir cuentas sobre el caso

El PSOE quiere que Mariano Rajoy comparezca en el Congreso para dar explicaciones sobre la operación Púnica. «Hay silencios en política que resultan confesiones y el silencio de Rajoy y el PP sobre este nuevo escándalo representa la transigencia en la lucha contra la corrupción de su partido», recriminó ayer Pedro Sánchez.

El secretario general de los socialistas insistió así desde Oviedo, adonde acudió para la toma de investidura del presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, que el presidente del Gobierno debe «aclarar cuál es la envergadura de esta trama que vuelve a afectar a su partido» y advirtió de que espera que «alguien» dentro del PP asuma responsabilidades.

«Ni los españoles ni los votantes ni los militantes del PP se merecen un presidente que da la callada por respuesta una vez más ante un caso de corrupción como el que estamos viviendo», dijo.

Los socialistas saben que su petición caerá en saco roto. Desde aquella comparecencia en la cámara baja a la que Rajoy acudió arrastrado por la amenaza de una moción de censura (que jamás habría prosperado) y la presión de la prensa española e internacional, el 1 de agosto de 2013, los populares han frenado todas las reclamaciones de la oposición para que responda por los escándalos que salpican a su partido. Entonces su argumento fue simplemente el de que confió en el ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, y que este luego resultó ser un presunto delincuente que se aprovechó de su partido.

El PP y el Gobierno alegan que ese tipo de debates parlamentarios sólo sirven para aumentar la desconfianza en la política y apelan a las reformas legales tomadas esta legislatura para poner las cosas más difíciles a los corruptos . «La única manera de regenerar la vida democrática es -dijo, en cambio Pedro Sánchez– que el PP pase a la oposición».

«Política del postureo»

El líder del PSOE acusó a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de practicar «una mala política del postureo» con su decisión de retirar el busto de Juan Carlos I del Salón de la Reina Regente, donde se celebran los plenos del consistorio de la capital catalana.

«La buena política es respeto a las instituciones y creo que lo que estamos viendo en algunas ciudades es mala política porque es la política del postureo», subrayó.

Sánchez exige a Rajoy que acuda al Congreso a rendir cuentas sobre el caso