domingo. 04.12.2022

Sánchez grava las fortunas de más de 3 millones y baja el IRPF a los mileuristas

El impuesto de «solidaridad» será temporal, se aplicará sólo en 2023 y 2024 y tendrá tres tramos
                      Yolanda Díaz y María Jesús Montero, ayer, en el Congreso. FERNANDO VILLAR
Yolanda Díaz y María Jesús Montero, ayer, en el Congreso. FERNANDO VILLAR

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha anunciado este jueves que el nuevo impuesto a las grandes fortunas gravará la riqueza neta superior a los 3 millones de euros, mientras que las rentas del capital tributarán más en el IRPF a partir de 200.000 euros. «Es una propuesta conjunta de las dos formaciones políticas que conformamos este Gobierno y forma parte del acuerdo presupuestario que esperamos en breve en cerrar de forma definitiva», ha señalado la titular de Hacienda en una rueda de prensa para presentar el paquete fiscal para «la justicia social y la eficiencia económica», con el que el Gobierno pretende recaudar 3.144 millones de euros adicionales.

A las grandes fortunas

Sobre el llamado «impuesto de solidaridad de las grandes fortunas», Montero ha explicado que será temporal y se aplicará únicamente en 2023 y 2024, y constará de tres tramos: entre 3 y 5 millones de riqueza neta se pagará un 1,7%; entre 5 y 10 millones, un 2,1%; y por encima de 10 millones, un 3,5%.

Con este nuevo impuesto, que afectará a unos 23.000 contribuyentes (el 0,01% del total), el Gobierno espera recaudar 1.500 millones de euros potenciales (se empezará a recaudar en 2024), aunque el importe real dependerá de las decisiones que adopten las comunidades autónomas. Y es que el tributo evitará la doble imposición, dado que la cuota abonada por el Impuesto de Patrimonio —cedido a las comunidades— será deducible en el nuevo impuesto.

Está pendiente de decisión, no obstante, la forma de tramitación legal de la norma en el Parlamento, que se impulsará de forma independiente a los Presupuestos Generales del Estado, dado que no pueden contemplar nuevas figuras tributarias. Además, hay una cláusula de evaluación de la medida, por lo que están todas las opciones abiertas respecto al futuro desarrollo del impuesto.

ELEVAR EL IRPF A RENTAS ALTAS

Al mismo tiempo, el Gobierno elevará un punto, hasta el 27%, la tributación de las rentas del capital en el IRPF superiores a 200.000 euros, y para las plusvalías superiores a 300.000 euros, se elevará hasta el 28%, dos puntos más.

Con esta medida, espera recaudar 204 millones de euros y afectará a 17.814 contribuyentes.

Junto con esta subida a las rentas altas, el Gobierno también aprobará medidas en el IRPF para favorecer a las rentas medias y bajas, elevando hasta 21.000 euros el beneficio fiscal que actualmente se aplica en las rentas de hasta 18.000 euros.

Esta medida va a suponer un ahorro de 1.881 millones de euros y beneficiará al 50% de los contribuyentes de este impuesto.

Asimismo, las rentas del trabajo a partir de 15.000 euros (1.000 euros más que ahora) estarán exentas del pago del IRPF. También en este impuesto, se elevará un 5% el rendimiento neto de módulos para los autónomos y se incrementa del 5% al 7% la reducción para gastos deducibles de difícil justificación en la tributación en régimen de estimación directa simplificada. Beneficiará a más de 577.000 empleados por cuenta propia, que se ahorrarán 184 millones de euros. Desde Hacienda apuntan, en todo caso, que se trata de medidas coyunturales.

Sánchez grava las fortunas de más de 3 millones y baja el IRPF a los mileuristas
Comentarios