viernes 22/10/21

Sánchez presenta su agenda para dos años con la cúpula de empresarios y eléctricas en primera fila

El presidente del Gobierno inauguró ayer el nuevo curso político, como el año pasado, con una conferencia en Casa de América destinada a recuperar la iniciativa política y a dejar claras sus prioridades para los próximos meses. En el horizonte más próximo, Pedro Sánchez tiene la primera reunión de la mesa de diálogo con la Generalitat, en la que aún no ha decidido si participará personalmente, pero ya ha dejado claro que no quiere que ese asunto monopolice el debate y eclipse el mensaje que quiere hacer llegar, el de que el Ejecutivo busca una «recuperación justa». El principal enemigo, sin embargo, lo tiene en casa.

Sánchez confirmó en su intervención ante empresarios del Ibex 35 y de las energéticas, sindicatos y representantes de la sociedad civil, además de sus ministros, la intención de aprobar una subida «inmediata» del salario mínimo interprofesional. Lo hizo al tiempo que la mesa del diálogo social iniciaba conversaciones sobre ese asunto. Pero la noticia, que a estas alturas se daba ya por descontada pese a las reticencias mostradas por el ala socialista del Ejecutivo durante la primera mitad del año, no sirvió para amortiguar las tensiones con su socio de coalición, centradas ahora en otro asunto, la respuesta frente al descomunal alza del precio de la luz.

El jefe del Ejecutivo advirtió a su socio de que no intervendrá el mercado energético y defiende la gestión de la ministra Ribera.

Sánchez ve lastrada su agenda social por el coste de la luz y la pugna con Podemos.

Sánchez presenta su agenda para dos años con la cúpula de empresarios y eléctricas en...
Comentarios