miércoles 2/12/20

Sánchez promete que las autonomías ejecutarán el 50% de la ayuda europea

El Gobierno busca persuadir a sus socios de investidura y al PP, a través de sus barones, para superar escollos parlamentarios
Pedro Sánchez flanqueado por parte de su Gobierno ayer en la Conferencia de Presidentes, con la representante de la Comisión Europa Von der Leyen en una pantalla y los presidentes de las autonomías en otra. CHEMA MOYA
Pedro Sánchez flanqueado por parte de su Gobierno ayer en la Conferencia de Presidentes, con la representante de la Comisión Europa Von der Leyen en una pantalla y los presidentes de las autonomías en otra. CHEMA MOYA

Pedro Sánchez acudió ayer a la reunión telemática de la XXIII Conferencia de Presidentes con un caramelo bajo el brazo para los gobernantes autonómicos. La cita, en la que participó también la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, debía servir para discutir sobre cómo se acometerá el reparto de los recursos del fondo de recuperación habilitado por la UE para hacer frente a la crisis del Covid-19, y del que a España le podrían llegar a corresponder 140.000 millones de euros. Su promesa: el 50% será ejecutado por las propias comunidades.

El anuncio tiene un pretendido efecto balsámico en un momento en el que el Ejecutivo busca allanar el camino a los Presupuestos Generales del Estado y en el que aspira a lograr la luz verde del Congreso a la prórroga un estado de alarma de seis meses de duración.

La necesidad, tanto de los barones del PP como del gobierno vasco del PNV y el catalán de JxCat y ERC, de contar con una inyección que les permita hacer frente a las consecuencias de la pandemia es ahora un elemento de persuasión en manos de Sánchez y de su ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que siempre se ha negado a enviar a la Cámara baja un proyecto presupuestario sin garantías de éxito en su tramitación.

Sánchez aseguró a los presidentes autonómicos que el anteproyecto de ley de las cuentas públicas para 2021, que debía haberse enviado al Congreso antes del 30 de septiembre, será aprobado mañana mismo por el Consejo de Ministros (a pesar de las reticencias de sus socios de Unidas Podemos) y que en él aparecerán ya consignados 27.000 millones de euros del fondo comunitario. Pero sobre todo hizo hincapié en que, dado que buena parte del programa de reconstrucción propuesto a la UE afecta a áreas que son de competencia autonómica, dejará en manos de los territorios parte de su gestión, previa firma de convenios con los ministerios.

En concreto, según explicitó la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, el Gobierno reservará 4.300 millones para la rehabilitación sostenible de viviendas, 2.500 para las inversiones verdes, 7.000 para las políticas educativas, 2.000 para economía de los cuidados y 600 para la digitalización de las administraciones públicas.

La ministra, que flanqueó a Sánchez en la conferencia junto a la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, a Montero y a la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, subrayó además que en breve se pondrá en marcha la conferencia sectorial de fondos europeos y que se acometerán las reformas legislativas necesarias para agilizar la «absorción» de las ayudas europeas.

La promesa pone presión así sobre todas las fuerzas políticas con responsabilidades de gobierno pero muy particularmente sobre el PP, al que el Ejecutivo no dudará en acusar de poner «palos en las ruedas» de la recuperación, tanto si se opone a los Presupuestos como si cuestiona, como ya hizo hoy, los extremos estado de alarma. Darias ya apuntó, de hecho, en esa dirección, en respuesta a las exigencias planteadas por el líder de los populares, Pablo Casado.

Desconfianza EN EL PP

Casado supeditó su apoyo al real decreto restrictivo de los movimientos de los ciudadanos a, entre otras cosas, la creación de una autoridad independiente para la gestión de los fondos provenientes de la UE, una medida que han puesto en marcha otros países como Francia, Grecia e Italia, para garantizar la transparencia y neutralidad en el reparto. La ministra dio a entender que el Ejecutivo no se plantea crear esa figura.

«Algunos quieren sembrar la desconfianza, pero no tengan duda: los fondos son fondos en los que van a participar todas las administraciones. Este Gobierno reconoce el trabajo que estan haciendo las comunidades y entidades locales, pero el reconocimiento tiene que ser mutuo», alegó.

Lo cierto es que no sólo los presidentes del PP, también algunos del PSOE, como el aragonés, Javier Lambán, y el lehendakari , iñigo Urkullu, coincidiem en reclamar al Ejecutivo pasos para fijarunos criterios «objetivos y transparentes» de distribución del Fondo Next Generation EU. A eso se añade que el vicepresidente de la Generalitat catalana, el líder de Esquerra, Pere Aragonès, considera la gestión del 50% de los recursos europeos insuficiente y reclama disponer del 100%.

Sánchez promete que las autonomías ejecutarán el 50% de la ayuda europea